¿Tu hijo tiene letra fea? ¡No lo regañes! Podría ser señal de inteligencia | Impacto!

¿Tu hijo tiene letra fea? ¡No lo regañes! Podría ser señal de inteligencia

¿Tu hijo tiene letra fea? ¡No lo regañes! Podría ser señal de inteligencia

Esto quiere decir que los alumnos que tienen la caligrafía que encanta a profesores y padres, no necesariamente son los más brillantes.

El cerebro trabaja más rápido que el cuerpo.

La escritura fea o mala caligrafía siempre ha sido asociada a las personas descuidadas y ha sido el reproche de todos los maestros en las escuelas, y de las madres en casa, con la mayoría de los niños, pero este rasgo de la personalidad podría significar en realidad una señal de inteligencia de las personas.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Illinois publicado en la revista científica The American Journal of Psychology, quienes tienen una pésima caligrafía tienden a registrar un cociente intelectual más destacado que aquello con una letra bella y legible.

La razón de esto, según la investigación, es que el cerebro de la gente con una letra espantosa trabaja a una velocidad mayor de la que sus manos, esto porque las personas con mayor nivel de inteligencia priorizan la información que están procesando antes que la destreza para anotarla.

El estudio llamado -La exactitud en la escritura a mano como relación en la inteligencia escolar y el sexo-, recogió la información de 105 profesores de escuela sobre los niños con mejor caligrafía, peor caligrafía, habilidades mentales altas y habilidades mentales bajas.

Según la investigación, la escritura a mano revela más información sobre la conexión que existe entre los procesos físicos y psicológicos que cualquier otro movimiento voluntario, debido a que la escritura es una muy delicada y complicada actividad que necesita un alto grado de coordinación y práctica.

El estudio mostró que los niños con una mala caligrafía, que coincidía con un trato indefinido y abreviaturas, tenían altas habilidades intelectuales y mayor agilidad mental que aquellos con una bonita letra, pues para los primero era más importan que lo que escribían que la forma en la que lo escribían.

Esto quiere decir que los alumnos que tienen la caligrafía que encanta a los profesores y padres, no necesariamente son los más brillantes. Esto está apoyado por la teoría de las inteligencias múltiples del profesor e investigador de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, quien sostiene que el cerebro trabaja más rápido que el cuerpo.

De acuerdo con Gardner, existen distintos tipos de inteligencias que se miden en diferentes áreas y habilidades como las matemáticas, la lingüística, la corporal, lo intrapersonal e interpresonal, entre otras, lo que da como resultado diferentes maneras de aprender en los niños.

Tal vez te interese leer…

Mamá, no olvides enseñarle esto a tus hijos

COMENTARIOS