Trump cara a cara frente al COVID-19: El calor mata estos virus | Impacto!

Trump cara a cara frente al COVID-19: El calor mata estos virus

Trump cara a cara frente al COVID-19: El calor mata estos virus

Coronavirus

Estas han sido algunas de las frases más polémicas desde el inicio de esta crisis.

La expansión del coronavirus parece imparable y los casos confirmados en el mundo alcanzan ya los 100.000, pero el presidente de EE.UU., Donald Trump, cree que se irá con el calor y ha puesto en duda los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un ejercicio más de “cuñadismo”, es decir, la tendencia a opinar absolutamente de todo y aparentar querer saber más que los demás, Trump ha expresado sus dictámenes sobre el COVID-19, no siempre con una base científica, mientras que EE.UU. cuenta ya doce muertos por este virus.

CUESTIONA LOS DATOS DE LA OMS

La OMS ha establecido que la tasa de mortalidad por el coronavirus es del 3,4 %, pero Trump no está muy de acuerdo.

“Bueno, creo que el 3,4 % es realmente un número falso. Ahora, esto es solo mi intuición, pero basada en muchas conversaciones con mucha gente que hace esto, porque mucha gente lo tendrá y es muy leve. Se pondrán mejor muy rápido. Ni siquiera ven a un médico”, dijo Trump hace dos días en una entrevista a la cadena de televisión Fox News.

“Personalmente -agregó-, diría que el número está por debajo del 1 %”.

Y RECHAZÓ LAS ADVERTENCIAS DE QUE SE EXTENDERÍA POR EE.UU.

El mismo día -26 de febrero- en que responsables sanitarios avisaban de que EE.UU. debía prepararse para un aumento de los contagios y los gubernamentales Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) confirmaban el primer caso de alguien que no había viajado al extranjero ni había estado expuesto a ningún infectado, el presidente quitaba importancia a su posible expansión.

“Por todo lo que hemos hecho, el riesgo para los estadounidenses sigue muy bajo (…) Estamos listos para adaptarnos y preparados para hacer lo que tengamos que hacer si la enfermedad se expande, si es que se extiende. Como todos ustedes saben, el nivel que tenemos en nuestro país es muy bajo, y esa gente se está recuperando, o creemos que la mayoría de los casos están mejor o están mejorando”, indicó en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Un día antes, había declarado a los periodistas que el coronavirus es “algo muy malo respecto a los virus”: No obstante, “creemos que estamos en buena forma en EE.UU.” frente al COVID-19.

EE.UU. ESTÁ MEJOR PORQUE CERRÓ FRONTERAS

Trump insistió la noche del jueves en que las cifras en EE.UU. son mejores que en otros países por las medidas adoptadas por su Gobierno, en un encuentro con ciudadanos organizado por Fox News.

“Hemos recibido declaraciones tremendas por haber tomado la decisión. Fue la decisión que tomé de cerrar la frontera para que la gente de China, de donde recibíamos miles y miles de personas al día, dejará de venir en las semanas del principio”, aseguró.

DE TODAS FORMAS, EL CALOR MATA LOS VIRUS

Sea como fuere, si el virus continúa su propagación, el presidente cree que amainará con la primavera.

“El calor, hablando en general, mata este tipo de virus”, subrayó Trump, al tiempo que sugirió que Pekín le había transmitido su confianza en que el brote disminuirá en abril.

Esta opinión la ha repetido en varias ocasiones, como cuando dijo en febrero: “Saben, mucha gente piensa que se irá en abril con el calor, conforme el calor vaya entrando”.

Los expertos todavía no se han puesto de acuerdo sobre si la incidencia del COVID-19 descenderá con la llegada de las altas temperaturas.

ENTRETANTO, ECHA DE MENOS TOCARSE LA CARA

Hace dos días, el jefe de Estado aseguró que llevaba “semanas” sin tocarse la cara como precaución.

“No me he tocado la cara desde hace semanas. Han pasado semanas. Lo echo de menos”, bromeó el presidente conocido por su fobia a los gérmenes durante una reunión sobre el coronavirus con los directivos de las principales aerolíneas en la Casa Blanca.

DE TODAS FORMAS LA CULPA ES DE OBAMA, LOS DEMÓCRATAS Y LOS MEDIOS

Durante estas semanas, el mandatario ha aprovechado para arremeter contra su predecesor Barack Obama (2009-2017), los demócratas y los medios de comunicación.

Este miércoles, Trump culpó la gestión de la Administración anterior de los problemas actuales para efectuar pruebas médicas.

“La Administración de Obama tomó una decisión sobre las pruebas (médicas) que ha resultado muy en detrimento con lo que estamos haciendo -afirmó-. Y nosotros deshicimos esa decisión hace unos días para que las pruebas médicas puedan hacerse de forma más rápida y precisa”.

Las críticas del presidente hacia la oposición han sido continuas durante esta crisis: “Los demócratas de Washington están intentando politizar el coronavirus, denigrar el noble trabajo de nuestros profesionales de salud pública”.

También ha arremetido contra los medios.

Preguntado a finales del mes pasado sobre si consideraba la situación respecto al coronavirus como una farsa, Trump contestaba que, a su juicio, “la CNN es un canal de mala reputación”.

“Creo que están haciendo todo lo que pueden para instigar el miedo entre la gente y creo que es ridículo (…)”, destacó.

AL FINAL LA SOLUCIÓN ES QUE LOS MEDICAMENTOS SE HAGAN EN EE.UU.

El presidente ha señalado reiteradamente que habrá pronto una vacuna frente al COVID-19, pese a que algunos expertos calculan que podría tardar entre un año y 18 meses, y ha defendido que los medicamentos se fabriquen en EE.UU.

“El coronavirus muestra la importancia de traer la manufactura de vuelta a EE.UU. para que podamos producir en casa las medicinas, el equipamiento y todo lo demás que necesitemos para proteger la salud de la gente”. AFP

COMENTARIOS