Tres personas sentenciadas por matar a niña con una botella | Impacto!

Tres personas sentenciadas por matar a niña con una botella

Tres personas sentenciadas por matar a niña con una botella

  La Fiscalía contra el Delito de Femicidio logró que Wilber Sarbelino Pablo Rosales y  Branny Andrés Barrientos Sánchez fueran condenados a 3

 

La Fiscalía contra el Delito de Femicidio logró que Wilber Sarbelino Pablo Rosales y  Branny Andrés Barrientos Sánchez fueran condenados a 30 años de prisión inconmutables por el femicidio de una joven de 13 años de edad, sentencia impuesta por el Tribunal de Femicidio del departamento de Escuintla.

Así mismo, el Juzgado de Niñez y Adolescencia sancionó como corresponde a un adolescente de 17 años –primo de la joven- quien también participó en los hechos.

La fiscalía logró demostrar que el 27 de octubre de 2017 las tres personas sentenciadas se encontraban en una residencia de la Colonia, Cañaveral I, municipio y departamento de Escuintla a la que la víctima llegó. En el expediente se detalla que después de violarla le golpearon la cabeza, produciéndole trauma craneoencefálico; además, la atacaron con el pedazo de vidrio de una botella con el que le provocaron una herida en el cuello y que dejaron incrustado a nivel de la tráquea.

Posteriormente, envolvieron el cadáver de la joven con una tela y lo abandonaron en un sembradío de milpa en la colonia Cañaveral IV del municipio y departamento de Escuintla.

La fiscalía logró demostrar que las acciones fueron cometidas en el marco de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres; y que las agresiones realizadas por los ahora condenados, en el cuerpo de la víctima, fueron con saña y menosprecio a su integridad como mujer.

Como parte de la reparación digna requerida por el Ministerio Público y aprobada por el Tribunal, se encuentran las siguientes acciones de no repetición:

Ordenar a la Procuraduría General de la Nación a través de la Alerta Alba Keneth impartir charlas dos veces al año en la colonia en donde la joven residía y en donde apareció su cadáver para orientar a la comunidad sobre cómo funciona dicha alerta, los mecanismos de denuncia y las autoridades involucradas para que esta funcione.

A la Secretaria de Bienestar Social que imprima volantes y los reparta en dichos lugares para dar a conocer los derechos de la niñez y adolescencia.

Y finalmente, al Ministerio de Educación la imposición de una plaqueta en memoria de la adolescente, en el aula en donde recibió clases la joven en el año 2017.

COMENTARIOS