'Slow sex' te cambiará la vida | Impacto!

‘Slow sex’ te cambiará la vida

‘Slow sex’ te cambiará la vida

Este es el tipo de sexo que todos deberíamos practicar de vez en cuando.

En esta práctica la atención debe estar al máximo, con conciencia de lo que se está haciendo: respirando, sintiendo, observando, fluyendo, transmitiendo.

La principal regla de esta nueva práctica es ir lento, despacio, no correr, tomarse el tiempo y adquirir conciencia del ritual que se está practicando. A continuación, algunas recomendaciones para practicar el slow sex paso a paso.

En este tipo de sexo la atención debe estar al máximo, con conciencia de lo que se está haciendo: respirando, sintiendo, observando, fluyendo según la terapia tántrica, la cual se recomienda dedicarle entre 15 y 30 minutos, al menos una vez por semana.

1 Definan un calendario: dedíquense como mínimo una hora al mes, o traten por lo menos de hacerlo semanalmente.

2. Deberían comenzar con una ducha: báñense el uno al otro, utilicen exfoliantes, aceites… séquense. Luego, vístanse con algo cómodo y fácil de quitar.

3. Frente a frente: siéntense juntos, mírense y respiren profundamente. Lleven las manos al pecho de la pareja y también perciban la respiración en su abdomen. Si deciden escuchar música, que esta sea más baja que el sonido de la respiración.

4. Acaríciense: uno de los dos acuéstese desnudo y el otro recorra su cuerpo con los dedos, la palma de la mano o con alguna textura.

5. Huélanse: el uno al otro. Este acto es un gran detonador de la energía erótica.

6. Bésense todo el cuerpo: pueden incluir o no los genitales, la comunicación clara es importante tanto para el que recibe como para el que da.

7. Respiraren por la boca: aproximen los labios, y huelan su respiración creando un círculo de energía.

8. Hagan sonidos en la exhalación: facilita la percepción de la respiración. Esta puede ser la parte más retadora, pues la mayoría de las personas están siempre haciendo algo durante el sexo y tienen como expectativa el orgasmo, que no es la meta.

9. Dejen que sus cuerpos se muevan libremente: que la respiración los guíe. Lleguen tan lejos como quieran. Cuando lo decidan, adquieran una posición cómoda para los dos, abrazados, percibiendo. Disfruten, agradezcan.

10. Al terminar: quédense un buen rato juntos, abrazados. Si duermen, háganlo pegados para seguir transmitiéndose amor mientras descansan.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: