Sí, las madres estrictas forman hijos exitosos | Impacto!

Sí, las madres estrictas forman hijos exitosos

Sí, las madres estrictas forman hijos exitosos

No hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso.

En la disciplina recae la posibilidad de que una persona alcance sus metas y sus sueños. 

El éxito es alcanzar la cima, el estrellato, ser el mejor en su rama; ser reconocido por sus virtudes y perdurar, de alguna manera, en el tiempo. Toda madre, quiere eso para sus hijos.

Existe otro tipo de éxito que se encuentra en el plano económico y también lo pretenden las progenitoras. En este caso, es exitoso aquel que tiene el poder monetario en sus manos, que es independiente económicamente y puede adquirir en el plano material lo que desea.

Por último, está el éxito emocional y no por ser el último es el menos querido por las madres para sus críos, todo lo contrario. Alcanza el éxito aquel que logra ser feliz con lo que tiene y lo que es. El que goza de bienestar emocional, ama y es amado, puede decir, sin lugar a dudas, que alcanzó el éxito.

La tesis de que las madres estrictas forman hijos más exitosos parte de una investigación realizada por la Universidad de Essex, Inglaterra. Los investigadores afirmaron que los hijos de madres estrictas, según la disciplina y las exigencias en la cual se criaron, matricularon en la universidad y se mantuvieron encaminados hacia un futuro prometedor.

Las exigencias de las madres estaban en correspondencia con las metas y los esfuerzos de sus hijos. Además de los estudios universitarios, la investigación abarcó el índice del embarazo en la adolescencia. En este caso, se determinó que las hijas de las madres poco permisivas fueron menos propensas a salir embarazadas que las hijas de las madres menos exigentes.

Pero una cosa es ser madre estricta y otra muy diferente ser madre abusiva, ¡ojo! No porque castigues de más, le muestres poco cariño y seas abusiva, los estás preparando para la vida. Cuando traspasas los límites de la exigencia y llegas a la injusticia, no estás haciendo nada bueno por tus hijos.

Para ser una madre estricta sin traspasar los límites y no llegar a la crueldad, ten presente estos consejos:

– Exige sabiendo hasta dónde puede llegar tu pequeño. La meta que le pongas no debe quedar por debajo de sus posibilidades, pero tampoco tan alta que no pueda alcanzarla.

– Castiga solo cuando sea necesario. Tus castigos no deben ser escarmientos que se anden ofreciendo por cosas simples. Tampoco pueden ser crueles o recurrir a la violencia.

– Usa una mano para exigir y otra para acariciar. Como mismo exiges, debes ser cariñosa con tu peque. Las madres estrictas no tienen por qué ser las mujeres duras y serias que de pronto nos vienen a la mente cuando escuchamos hablar acerca del tema.

– Sé comprensiva aun cuando tus hijos no logren su meta. Si es el caso, debes ser la madre comprensiva que ellos necesitan. No sumes a su desilusión la carga de la tuya.

Tal vez te interese leer…

Los hijos de hoy no quieren obedecer

COMENTARIOS