Si a usted le gusta el sexo virtual, lea esto | Impacto!

Si a usted le gusta el sexo virtual, lea esto

Si a usted le gusta el sexo virtual, lea esto

Divertido, misterioso, emocionante y seguro son los calificativos con los que algunos describen esta práctica que cada vez tiene más seguidores.

Este es un escenario rico, literalmente, en opciones para llevar a la práctica fantasías sexuales.

Los defensores de esta práctica insisten en que se disfruta, incluso con la pareja, así no se estén cerca, porque permite deslizarse por experiencias nuevas con la ventaja de no tener que salir a la calle. Todo esto contando con que es un escenario rico, literalmente, en posibilidades para llevar a la práctica fantasías sexuales.

Esta práctica permite que el “aquello” alcance para varias personas. En otras palabras, dicen algunos expertos, que la tecnología permite disfrutar plenamente con la pareja o, incluso, con esos desconocidos que despiertan curiosidad.

Pero hasta aquí lo bueno, porque por más ‘ciberhot’ que sea, no está exento de problemas e incomodidades, que es necesario identificar, con el objeto de evitar que el goce se convierta en un muy mal rato.

Para empezar, es preferible hacer estos acercamientos con personas conocidas, no por mojigatería, sino porque, en un alto grado, este tipo de relaciones implican confianza y un acercamiento consensuado.

Ahora, si la intención es hacerlo con personas desconocidas, no está de más, en el caso de las imágenes, evitar la exposición del rostro, con el fin de frenar posibles chantajes directos.

En estos casos, puede haber cierta malicia en el disfrute con alguien anónimo. También, cuando es por chat o solo con audios, procure hacerlo a través de una red segura y ojalá desde equipos en donde no quede huella evidente de su identidad.

Es clave desbordarse en precauciones para evitar grabaciones no consentidas que puedan ser distribuidas a través de la red o engrosando las miles de páginas porno que la inundan.

Esto incluye asegurarse de que los equipos están libres de virus o de herramientas que permitan captar estas imágenes sin su consentimiento. Algo importante también es alertar a quienes pretenden aventuras con personas diferentes a la pareja para que enciendan todas las alarmas y no sean pillados en plena acción.

Por último, borre todo el material para eliminar todas las pruebas, no caiga en la tentación de guardar esos momentos, que pueden caer de manera accidental en otras manos. La mejor forma de conservarlos es en su memoria.

Y si está seguro de que vale la pena estimularse viéndolos de nuevo, descárguelos en una memoria o en un disco duro que siempre esté a buen recaudo.

Sin más, al sexo virtual acuden cada vez más personas. Así que a practicarlo, pero con las ganas que deja la seguridad.

Tal vez le interese leer…

¿Cómo se comporta el cerebro de una persona que ve pornografía?

COMENTARIOS