Sexo en la oficina | Impacto!

Sexo en la oficina

Sexo en la oficina

Una obra de teatro en la que no todas saben actuar.

Nada más emocionante y excitante que una aventura en la oficina. Si te está pasando, aquí encontrarás cinco consejos muy puntuales para que salgas victoriosa de la situación.

¿Te aterra el título?, pero… te llama la atención, ¿verdad? El sexo entre compañeros de trabajo es más común de lo que tú crees. No te sientas bicho raro si es tu caso, ya que, es entendible que la mayor parte de tu tiempo la pasas más en tu oficina, que en cualquier otra área de la ciudad.

Genera mucha aventura a la vida, tener una “aventura” en la oficina y por su grado de “prohibición”, se torna muy excitante ya que es una actividad que está censurada.

Intercambiar miradas seductoras en la cafetería y aparentar seriedad y profesionalismo en reuniones de trabajo, es como para recibir el -Óscar- de la actuación, cuando ambos están pensando en el increíble sexo que tuvieron la noche anterior, y si eres de las que te inventas un informe para entregar a primera hora del día, dejará abierta la posibilidad de hacerlo al finalizar la jornada en un escritorio… ¡por favor!, concéntrate.

Pero, a pesar de toda esa adrenalina que te puede generar estar en una relación así, debes tener en cuenta que al final, no puedes arriesgar tu futuro laboral por unos días de calentura, así que debes tomar ciertas precauciones para que puedas actuar como toda una estrella del teatro, sin ser descubierta. Si no te puedes resistir a la tentación, toma nota de los siguientes consejos:

Escógelo bien. Lo mejor es que tu chico esté en tu misma posición laboral. Ni encima de ti, ni debajo de ti, (eso déjalo para la cama), de lo contrario, habrá un riesgo de que alguien sospeche que tu próximo asenso, por el que has luchado tanto, lo haya conseguido tu entrepierna y no tu talento laboral.

Actúa normal. No hagas contacto visual ni físico, quedará grabado en las cámaras de seguridad y ten en cuenta que en toda oficina hay compañeros (as) inteligentes, perceptivos y chismosos; con sólo un vistazo ellos notarán cualquier señal.

No confíes en nadie. Si quieres sobrevivir a este capítulo, ¡jamás confíes!, hasta tu compañera más cercana, puede ser una olla a presión a la hora de guardar tu secreto laboral más preciado.

Niégalo hasta la tumba. Si no usaste el correo electrónico interno para escribir mails obscenos y no hay evidencia ante las cámaras de seguridad, nadie puede estar seguro y tener una prueba de que ustedes están teniendo un romance. Enfócate en ser excelente en tu trabajo.

Entérate de cuál es la política de Recursos Humanos. En la mayoría de empresas, este tema es causal de despido inmediato, pero hoy en día muchas justifican y aprueban este tipo de relaciones en el trabajo, ya que han demostrado incrementar la felicidad de los mismos, y así la productividad.

Así que ve a tu oficina, bella, decidida y sobre todo muy tranquila, convenciendo a los demás de que nada está pasando.

Tal vez te interese leer…

Tener sexo con tu ‘ex’ mejora tu calidad de vida

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: