Sexo en el embarazo | Impacto!

Sexo en el embarazo

Sexo en el embarazo

Todo lo que deben saber para que la confusión no los engañe.

Uno de los grandes interrogantes de las parejas embarazadas es el sexo. ¿Qué debemos hacer?, ¿cómo lo debemos hacer?, es más… ¿lo podemos hacer?

Las parejas deben saber que antes, durante y después del embarazo atravesarán diferentes etapas que se deben manejar con especiales cuidados para salir victoriosos de ellas. Aquí las 5 principales.

  1. Presión por la decisión

Cuando una pareja toma la decisión de tener un bebé, siente que es un paso necesario en su vida, entonces las relaciones sexuales dejan de ser lo de antes. Comienza el estrés y la presión de no concebir dentro del tiempo esperado y entonces se plantean la necesidad de ayuda especializada. ¡Tranquilos! La presión por la búsqueda del bebé se vuelve un estímulo negativo, con falta de deseo e incluso hasta problemas de erección. Es vital acompañarse, entenderse y escucharse como pareja para no convertir el deseo y la pasión en una obligación.

  1. Miedo materno

En la primera etapa de un embarazo es normal sentir miedo a sufrir un aborto. También se presenta malestar físico (náuseas, cansancio y molestias). Esto puede disminuir considerablemente el deseo sexual. Sin embargo, no olviden que como pareja necesitan atención, afecto, cariño, abrazos, besos y caricias. Poco a poco verán que no hay nada que temer.

  1. Papá también sufre

Superado el miedo materno, las mujeres entran en modo “relax” y es ahí cuando las hormonas aumentan su deseo sexual. Puede que las mujeres estén más que listas para volver al ruedo, pero en esta etapa surge el miedo masculino. Por lo general les da terror lastimar al feto. Es importante entender que el bebé no sentirá nada y no lo va a tocar con su miembro por grande que sea. Lo que sí puede percibir el bebé es la respiración agitada, el palpitar del corazón y el placer que las contracciones uterinas pueden provocar.

  1. La gran barriga

La panza mezclada con los dolores y molestias propias de un embarazo avanzado empieza a complicar las cosas. Aunque no lo crean, en esta etapa el deseo sexual de las mujeres es el más alto de los nueve meses ya que el organismo responde con extra lubricación en la pelvis y la vulva. Se recomienda el sexo oral, pero aun así no se debe dejar a un lado la penetración.

  1. La dieta

Al nacer el bebé, el deseo sexual se olvida temporalmente por cuenta del dolor o del cansancio. Toda la atención se mueve alrededor del bebé. Se recomienda no tener penetración durante los primeros 40 días ya que el cuerpo por fuera y por dentro de la mujer está totalmente desordenado y podría generar riesgos.

Deben tomarse el tiempo de sanar el cuerpo y la mente. Aun así, es importante que no olviden tener intimidad y contacto así esto no implique sexo. Caricias, besos y el mantener su esencia como pareja serán claves.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: