Señales que envía tu hígado cuando está enfermo | Impacto!

Señales que envía tu hígado cuando está enfermo

Señales que envía tu hígado cuando está enfermo

¿Quieres recuperarte de muchos males que te aquejan?, entonces comienza por hacerle tratamiento a tu hígado.

La limpieza del hígado es tan importante para el organismo como la misma necesidad de respirar todo el tiempo.

Tu hígado es uno de los órganos que más funciones cumple en tu cuerpo y tu mejor aliado en el tema de la alimentación. Procesa y elimina toxinas y tiene más de 500 funciones enumeradas en los libros de medicina.

Hemos preparado una lista de advertencias que te anuncian que tu hígado puede estar lleno de toxinas. ¿Quieres recuperarte de muchos males que aquejan a tu cuerpo?, entonces, comienza por hacerle tratamiento a tu hígado.

Dolor
La sensación de dolor en el área superior derecha del abdomen es una señal de que tu hígado podría estar en problemas. Recuerda que el trabajo del hígado es desintoxicar y ayudar al cuerpo a filtrar los desechos, así como ayudar al cuerpo a transformar los alimentos en productos nutritivos. Cuando el hígado se ve afectado por una enfermedad, no puede operar de manera eficiente, se hincha dolorosamente y el cuerpo envía signos de toxicidad.

Inflamación de piernas y tobillos
Cuando ignoras el problema, tu pobre hígado intenta repararse a costa de formar tejido cicatrizal. Mientras más exista, más difícil será para el hígado funcionar. Esto conduce finalmente a la hipertensión portal. Este proceso hace que el líquido se acumule en las piernas (edema). La buena noticia es que la hinchazón es indolora. Puede afectar ambas piernas, las pantorrillas o los muslos. Sin embargo, el efecto de gravedad hace que la hinchazón sea más visible en la parte inferior del cuerpo.

Subida de peso
Cada año, más y más personas empiezan una dieta saludable y hacen ejercicio, pero aún tienen problemas de peso. Si experimentas un aumento de peso que no parece provenir de un exceso de comida o un mal funcionamiento hormonal, es posible que desees hablar con tu médico sobre una posible función hepática inadecuada.

Lo que sucede es que el hígado no puede ocuparse de todas las toxinas que entran (alcohol, endulzantes artificiales, dieta alta en grasas o ciertos medicamentos). Lo único que se le puede ocurrir al hígado es almacenar las toxinas sin filtrar en las células de grasa. Este desastre no te permitirá perder de peso a menos que ayudes a tu hígado a limpiar de tu cuerpo las toxinas.

Alergias
Muy a menudo, las alergias son el resultado de un hígado sobrecargado y lento. Cuando hay demasiadas sustancias que entran al torrente sanguíneo, el cerebro las reconoce como agente alérgeno liberando anticuerpos y sustancias químicas como las histaminas, que provocan erupciones con picor. El hígado sano, a su vez, limpia perfectamente la sangre de todas las moléculas dañinas y elimina el efecto que un alérgeno potencial tiene en el cuerpo.

Piel y ojos amarillos
Cuando los ojos o la piel de una persona se tornan amarillos, la ciencia lo llama ictericia. La ictericia en sí no es una enfermedad, sino un síntoma de posibles disfunciones. Normalmente aparece cuando un hígado enfermo hace que el sistema acumule demasiada bilirrubina, un pigmento amarillo que se forma por la descomposición de glóbulos rojos muertos en el hígado.

Fatiga extrema
El síndrome de fatiga crónica se asemeja a una enfermedad prolongada similar a la gripe. Por definición, deberás experimentar los síntomas durante al menos 6 meses antes de que puedas ser diagnosticado con el síndrome de fatiga crónica.

La razón detrás de esto es la intoxicación del hígado. El hígado, en gran medida, contribuye al suministro de energía en el cuerpo. Convierte la glucosa en glucógeno y la almacena para un uso posterior. Un hígado saludable vierte la glucosa entre comidas o siempre que haya necesidad de alimento y energía. Un hígado enfermo, por el contrario, apenas puede producir glucosa y tiene poco espacio para almacenarla.

Si crees que estás sufriendo uno de estos síntomas, es momento de hacer una pausa en tu vida, replantear tus hábitos alimenticios y atender el asunto ¿ya!, entonces comienza por una limpieza de hígado para sanarlo y continúa aplicando en tu vida de ahora en adelante, hábitos alimenticios que te devuelvan la salud.

Cura tu hígado con las recomendaciones que encontrarás en el siguiente enlace:

Bebidas calientes para desintoxicar el hígado

COMENTARIOS