Señales de acoso en el trabajo | Impacto!

Señales de acoso en el trabajo

Señales de acoso en el trabajo

¡Mucho ojo con esto! Detéctalo para que puedas reaccionar a tiempo.

Una guía que te ayudará a descubrir si estás en esta situación y qué debes hacer.

Siempre el acoso sexual se da en la intimidad. Muy rara vez alguien lo hace en público, aunque en ámbitos laborales puede suceder. Así lo demostraron los casos hipermediáticos de mujeres que acusaron a Harvey Weinstein, ahora exproductor de Hollywood, de haberlas acosado sexualmente –e incluso violado– en el marco de sus contextos laborales.

Con esa coyuntura, el tema del acoso laboral ha estado rodeado de preguntas. Por ejemplo: ¿sentirse incómodo frente a una aproximación de un colega que busca un contacto sexual es suficiente para categorizar ese comportamiento como acoso?

¿Qué es el acoso sexual laboral?
“El acoso es una vivencia muy personal”. Por esa razón: “Si hay situaciones sociales que te hacen sentir incómodo(a), exprésalo”.

En algunos países, la ley define el acoso como una conducta persistente que causa perjuicio laboral o desmotivación y puede darse por parte de un superior o compañero. Es una forma de maltrato laboral que atenta contra la libertad sexual, la autoestima, la dignidad, la integridad moral y física y el derecho a la intimidad.

Vale la pena aclarar que, a diferencia de otros tipos de maltratos en el trabajo, “el acoso sexual es una violación de los derechos humanos, y por eso no puede ser conciliatorio para ambas partes”.

¿Qué señales debería tener en cuenta?
Estar atento(a) a estas señales para identificar un posible caso de acoso sexual laboral:

Ofenderse. Esté atento a si el trabajador abordado por otro se siente ofendido de cómo lo hace.

Manipulación. Ojo a que una persona cree un contexto que no existe para obtener algo de otro colega. Involucrar presiones como expectativas, situaciones de trabajo, sacrificios que el otro hace por ti o favores es una actitud acosadora.

La ‘no seducción’. Aunque se disfrace como coqueteo, normalmente un acosador no propone contexto para salir y conocerse como personas.

¿Qué debería hacer?
Si sospechas que estás pasando por eso, entonces debes…

Hablarlo con alguien. Muchas veces ayuda a darse cuenta de que tiene derecho a pedir que esta situación pare.

Tener registro. Documenta correos, mensajes de texto, todo lo que pueda dar indicios de que el hecho sucedió. Mira si hay forma de comprobar que ambas personas estaban en el lugar del acoso a la hora que ocurrió. Investiga si hay personas que estuvieron en la misma situación; en la mayoría de los casos de acoso, quienes acosan lo han hecho antes.

Averigua cómo funcionan los procedimientos internos de tu trabajo y, en caso de ser necesario, acude al Ministerio del Trabajo.

Busca acompañamiento psicológico si lo consideras necesario para enfrentar la situación.

Ahora bien… ¿Es usted quien está acosando sexualmente a otro?

Hágase estas preguntas:

1. ¿Tengo confianza con la otra persona para hacerle estos chistes/invitaciones/
propuestas?

2. ¿Esta persona ha aceptado de manera agradable las propuestas que le he hecho?
Si la respuesta a estas preguntas es NO, cuestione la forma como se está relacionando con las otras personas. Cuando una persona dice no, en realidad quiere decir no; pero también puede dar un no por medio de silencios, y no hay que seguir insistiendo.

Si una persona se aleja es porque no desea contacto físico. Los mensajes por las redes sociales dicen mucho. Cuando hay respuestas como “mmm”, “veo” están mostrando que no hay intención de mantener una conversación.

Tal vez te interese leer…

¿Cómo me preparo para una entrevista de trabajo?

COMENTARIOS