Se mudó a una casa de 800 años de antigüedad y en una selfi registró algo terrible | Impacto!

Se mudó a una casa de 800 años de antigüedad y en una selfi registró algo terrible

Se mudó a una casa de 800 años de antigüedad y en una selfi registró algo terrible

Una figura difícil de identificar aparece sobre un de las protagonistas de la foto.

¿Fantasma, ilusión óptica o una broma?

Kate Langbroek es una locutora australiana que se mudó a Italia con su familia y poco después decidió irse a vivir a un palacio bastante antiguo. Junto a una amiga decidieron visitar el lugar, antes de trastearse, y se tomaron una foto frente a un espejo.

Al revisar la imagen, encontraron algo espeluznante: una figura extraña, que se asemeja a una novicia o una monja, aparece encima de Kate. Ella misma publicó la fotografía en sus redes sociales para conocer la impresión de sus seguidores.

View this post on Instagram

People who are following our family’s move to Italy may know of our waiting waiting waiting (Italian style) to move onto our permanent apartment – so when @davoandy and @tashprendergast blew into bologna, we took them on a tour to check on its progress. It’s in an old palazzo… some of it built in the 1300s, and there are three giant mirrors in the lounge, apparently from the 1700s. So much age. I said to Tash “I always think if I turn around really quickly, I’ll be able to see the past in this mirror…” So we were laughing, and decided to take a selfie to see if anything would appear. Look over my head. WTF is that??? Also, I hope if that white apparition is a ghost that it at least pitches in with the renos so we can finally move in.🙏 👻 #wescreamed #withlaughter #sixtakeitaly❤️🇮🇹💚 #possiblyseven #romewasntbuiltinaday

A post shared by Kate Langbroek (@katelangbroek) on

Las personas que están siguiendo el traslado de nuestra familia a Italia saben de nuestra espera para mudarnos a nuestro departamento de Bologna. Está en un antiguo palacio… algunos de ellos construidos en el siglo XIV, y hay tres espejos gigantes en el salón, aparentemente del siglo XVIII. Tanto tiempo. Le dije a Tash: ‘Siempre pienso que, si me doy la vuelta muy rápido, podré ver el pasado en este espejo’“, escribió en el pie de foto.

Y añadió: “miren por encima de mi cabeza. ¿WTF es eso?”, refiriéndose a la extraña figura. También bromeó que “si esa aparición blanca es un fantasma, al menos ayude para que finalmente podamos mudarnos”.

Por supuesto, muchos cuestionaron que se tratara de un ente del más allá y le preguntaron si no se trataba de una broma, a lo que respondió que no.

Otros que llaman a la cordura señalan que puede ser un viejo maniquí o sencillamente un efecto del desgastado espejo.

Tal vez le interese leer…

Papá voló como Superman para rescatar a su hijo que cayó a una piscina

COMENTARIOS