Reino Unido "autoriza" desconectar a bebé de 2 años | Impacto!

Reino Unido “autoriza” desconectar a bebé de 2 años

Reino Unido “autoriza” desconectar a bebé de 2 años

El centro de salud tiene programado retirar la máquina de ventilación pulmonar mañana viernes.

Los padres no quieren que sea desconectado porque tienen la esperanza de prolongar su vida con un tratamiento en Roma.

El Tribunal Supremo de Reino Unido emitió esta semana un dictamen en el que autoriza que un grupo de médicos, en la ciudad de Liverpool, desconecte a un niño de 21 meses del sistema de soporte vital.

Alfie Evans tiene una enfermedad rara y sus padres, Tom Evans y Kate James, no quieren que sea desconectado porque tienen la esperanza de prolongar su vida con un tratamiento en un hospital especializado en Roma.

El Hospital Alder Hey, donde se encuentra el niño, indicó que seguir tratando al niño era “cruel, injusto e inhumano“, mientras que el magistrado Hayden dijo que Alfie necesita “paz, tranquilidad y privacidad“.

El centro de salud tiene programado retirar la máquina de ventilación pulmonar mañana viernes. El tribunal llegó a la conclusión después de que se confirmara que Alfie estaba en “un estado semivegetativo“.

El magistrado indicó que aceptaba la evidencia médica que mostraba que continuar con el tratamiento era inútil y añadió: “la necesidad de Alfie ahora es recibir un cuidado paliativo de buena calidad“.

Indicó que Alfie había perdido la capacidad de escuchar, ver, oler o responder al tacto debido a la catastrófica degeneración de su cerebro y que los planes de llevarlo a Italia para someterlo a un tratamiento habían sido analizados y resultaron ser “irreconciliables con lo que es mejor para Alfie“.

Al anunciar el fallo en Londres, el juez señaló que había llegado a esa conclusión con una “gran tristeza“. El magistrado les rindió un homenaje a los padres de Alfie y al personal del hospital.

La madre abandonó el tribunal antes de que se leyera la decisión y el padre se mostró claramente afligido cuando el dictamen fue anunciado. Tras la decisión, el hombre de 21 años dijo: “necesito tiempo para reflexionar sobre este dictamen“.

En unas declaraciones que ofreció a un grupo de periodistas al salir del tribunal, Evans indicó que no iba renunciar a seguir luchando por la vida de su hijo y que el niño tampoco lo haría.  “Nadie, repito, nadie en este país me va a quitar a mi hijo (…) Mi hijo tiene dos años y lo han sentenciado a la pena de muerte“.

La familia está considerando la posibilidad de apelar, pero aún no se ha confirmado qué pasos seguirán.

Tal vez le interese leer…

Los hombres no exageran su molestia cuando tienen gripe

COMENTARIOS