Protestas ciudadanas: De la indignación a la resignación | Impacto!

Protestas ciudadanas: De la indignación a la resignación

Protestas ciudadanas: De la indignación a la resignación

¿Movimiento manipulado?

Ante el cese de las protestas ciudadanas que exigían la renuncia de Jimmy Morales y los diputados, surgen muchas dudas pues al parecer a la indignación le ganó la resignación o bien otros intereses.

El domingo 25 de agosto el mensaje de Jimmy Morales, colgado en redes sociales del Gobierno a las 6 horas generó una ola de indignación que llevó a decenas de guatemaltecos a salir a las calles para rechazar la decisión del mandatario: declarar non grato y pedir la inmediata salida del país del colombiano Iván Velásquez Gómez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

La intención de Morales había quedado al descubierto días antes, cuando la Fiscal General del Ministerio Público (MP), Thelma Aldana, publicó un mensaje asegurando que el mandatario realizaría un viaje a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para reunirse con el secretario del alto organismo internacional, Antonio Guterres, para pedir la salida de Velásquez.

Luego, dos días antes del anuncio del gobernante, cuando Morales se reunía con Guterres, el MP y la Cicig dieron a conocer que habían solicitado antejuicio contra el presidente, por vínculos con el delito de financiamiento electoral ilícito.

Tomando en cuenta esa acusación, más el proceso que enfrentan José Manuel Morales Marroquín y Samuel Everardo Morales, hijo y hermano del mandatario, por haber extendido facturas y cobrado servicios inexistentes al Registro General de la Propiedad, la indignación se apoderó de los guatemaltecos, iniciando con ello una crisis política.

Jimmy Morales y la CICIG, aquí un recuento de lo ocurrido

Los diputados pusieron la guinda al pastel cuando aprobaron dos decretos que reformaban el Código Penal, beneficiando a cientos de reclusos que cumplían penas por diversos delitos, en un intento para desligar al presidente de los señalamientos en su contra y con ello garantizar que no sería objeto de investigación alguna.

La indignación llegó entonces a su punto máximo y las redes sociales fueron determinantes para convocar a una marcha de rechazo a Morales y a los diputados que intentaron blindarlo, quienes ante la indignación generalizada, decidieron dejar sin efecto los polémicos decretos convocando a sesión plenaria para el 15 de septiembre, fecha conmemorativa del 196 aniversario de independencia.

El 14 de septiembre cientos de guatemaltecos se reunieron frente al Congreso de la República y enfilaron hacía la Plaza de la Constitución, en donde se tenía previsto que a las 18 horas dieran inicio de los actos en conmemoración de la independencia, presididos por Morales, su gabinete de gobierno e invitados especiales. sin embargo, los manifestantes tomaron la plaza, traspasaron con fuerza la valla de seguridad instalada desde temprana hora, entre gritos, empujones y la destrucción de un podio, algunas sillas y arreglos florales.

Morales grabó un mensaje que nuevamente fue publicado en redes sociales, el medio que ha utilizado para emitir sus mensajes desde que inició la crisis, en el que anunció la suspensión de los festejos y el desfile de independencia.

Pero ello no impidió que nuevamente los guatemaltecos se dieran cita el viernes 15, desde horas de la mañana frente al Congreso, para expresar su rechazo a los diputados, que luego de extensos discursos en el pleno, algunos presentando disculpas y exponiendo desconocimiento como la causa que los llevó a aprobar las reformas, concluyeron la sesión anulando los decretos. Pero, la manifestación les impidió salir y estuvieron encerrados por más de ocho horas, mientras afuera la multitud exigía su renuncia.

Fue necesaria la intervención de las fuerzas especiales de la Policía Nacional Civil (PNC), que con uso de fuerza y de gas pimienta, disuadieron las protestas que habían transcurrido de forma pacífica, para evacuar a los congresistas en el interior de buses de la institución.

Con bombas lacrimógenas disuelven manifestaciones y sacan a diputados del Congreso

La indignación creció y fue la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) la que se pronunció convocando a un paro nacional para el 20 de septiembre. La convocatoria se viralizó en redes sociales, teniendo eco incluso en algunos comercios que se sumaron a una campaña para declarar non gratos a los legisladores.

El día llegó, no se concretó el paro nacional, pero si una marcha que reunió a 125 mil personas que pedían la renuncia del presidente en la capital y 80 mil más en varios departamentos del país. La plaza de la constitución fue el punto en donde concluyó la protesta que se extendió hasta pasadas las 21 horas.

Retomar el antejuicio en contra de Jimmy Morales, fue una de las peticiones de los manifestantes. El Congreso se reunió un día después, y retomó el expediente que había sido enviado a dirección legislativa, nuevamente los legisladores blindaron a Morales.

No se consiguieron los 105 votos necesarios para despojarlo de su inmunidad. Ese día algo llamó la atención: La ausencia de manifestantes, pese a que habían logrado uno de sus objetivos.

Guatemala se manifiesta en contra de la corrupción

¿Resignación o manipulación?

Las protestas ciudadanas de 2015, que lograron la renuncia de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, fueron distintas al actual movimiento. Las manifestaciones fueron constantes, la plaza era el punto de reunión de decenas de guatemaltecos que de esa forma expresaban su indignación y rechazo al binomio presidencial, ahora sujetos a procesos legales por corrupción.

Luego de la masiva manifestación del 20S, el actual gobierno inicio una campaña para llamar al diálogo, que hasta ahora no se ha concretado, o al menos eso aparenta, pues surgen dudas ante la pasividad que mantienen las organizaciones sociales e incluso la AEU, principal impulsora de la protesta.

La Organización Justicia Ya, que ha sido parte activa de las convocatorias desde que inicio la crisis, se mantiene activa recordando en sus redes los acontecimientos del último mes y también el actuar de los diputados. Incluso, dieron inicio a una campaña denominada “Las plazas llenas”, cuyo objetivo es revivir las históricas protestas de 2015, objetivo que no han logrado.

Las personas no responden, no existe poder de convocatoria, o quienes acudieron a la manifestación del 20S, lo hicieron en respuesta a algún interés en particular, que al haberse concretado hace innecesarias las manifestaciones masivas.

Durante su discurso en la Plaza de la Constitución, la Secretaria General de la AEU, Lenina García, destacó que una de las peticiones era la reforma a la Ley Electoral y de Partidos Polítcos (LEPP) y que lograrlo antes del siguiente proceso electoral es uno de los objetivos. Diversos sectores sociales se han pronunciado desde hace algún tiempo pidiendo las reformas, incluyendo al mismo Tribunal Supremo Electoral (TSE)

TSE contrataca y prepara su propia iniciativa de reforma electoral

Las reformas a la LEPP el interés común

Acción Ciudadana (AC) entregó la semana pasada una propuesta de reformas al Tribunal Supremo Electoral (TSE), que incluyen: La revocatoria del mandato a través de votación popular, el voto nulo como sígno de inconformidad, silla vacía en el congreso, cuando algún diputado renuncie a la bancada por la que fue electo o resulte vinculado con actos de corrupción.

También plantea la elección diferida de diputados y consejos municipales, para evitar la reelección consecuente en estos cargos, la democratización de los partidos políticos y la elección de listas desbloqueadas y de uso preferente que además e elegir al presidente, le permitirá a los guatemaltecos elegir al diputado que los va a representar.

El pasado 25 de septiembre, las bancadas del Congreso se pusieron de acuerdo para resolver “de urgencia”, las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP), una de las demandas emanadas de las protestas ciudadanas.

Los jefes de bancada acordaron respaldar al presidente del Congreso, Oscar Chinchilla, para que encabece un diálogo para escuchar propuestas de reformas y cumplir así una de las “demandas de la plaza”.

Acordaron que este lunes 2 de octubre escucharán un informe de Oscar Argueta, presidente de la Comisión de Asuntos Electorales del Congreso, respecto al estado actual del proyecto de reformas LEPP.

Mientras que Oscar Chinchilla presentará una propuesta de trabajo con sectores para la instalación de la mesa de discusión nacional del tema. ¿Serán acaso las reformas, la razón por las que los manifestantes ya no acudieron a protestar frente al congreso, el día en que nuevamente se conocería el antejuicio a Jimmy Morales?.

¿Y que hay del diálogo nacional?

Mientras que el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, afirma que no existen las condiciones adecuadas para iniciar un diálogo. Lenina García, asegura que analizan otra convocatoria para una multitudinaria marcha, pero esta vez no solo como AEU. Esta vez, lo harán como la denominada Articulación por la Vida Contra la Impunidad y Corrupción, que agrupa a movimientos campesinos, indígenas, mujeres, y otros colectivos de la sociedad civil.

Lo que si es cierto, es que la convocatoria a manifestarse el sábado 30 de septiembre, reunió a varios guatemaltecos frente al Palacio Nacional de la cultura, que fieles a su convicción llegaron para pedir la renuncia del presidente y los diputados.

¿Quiénes tienen representación para participar en un diálogo nacional?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: