¿Por qué fumar marihuana da hambre? | Impacto!

¿Por qué fumar marihuana da hambre?

¿Por qué fumar marihuana da hambre?

Entérate de qué se trata.

La Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos tiene la respuesta.

La personas que fuman o comen marihuana, generalmente experimentan los “antojos de marihuana” o el deseo de alimentos ricos en carbohidratos salados, dulces o grasos tras consumir la sustancia.

Pero, ¿qué son exactamente esos antojos relacionados con el cannabis?

El culpable realmente es el ingrediente activo de la droga, el tetrahidrocannabinol, o THC. El THC es responsable del subidón de muchas personas cuando consumen cannabis. Pero también es el principal responsable del aumento de los antojos de comida que las personas sienten al tomar la droga.

El cerebro está dividido en regiones: algunas áreas controlan nuestro estado de ánimo, mientras que otras influyen en nuestro apetito, lo que nos hace comer o dejar de hacerlo. Cada vez que consumimos una droga, se distribuye en todas partes, por lo que cuando el THC ingresa en las partes del cerebro que afectan el estado de ánimo, estimula la euforia, explicó Gary Wenk, director de programas de pregrado de neurociencia en la Universidad Estatal de Ohio y autor de Your Brain on Food. Y cuando el THC alcanza el área del cerebro que influye en el apetito, “lo estimulará a comer”, dijo Wenk.

La investigación con cannabis ha revelado que el THC estimula el sistema endocannabinoide, un área compleja del cerebro que regula el comportamiento de alimentación y el equilibrio energético. “Está afectando algunas áreas primitivas del cerebro, cosas que controlan el apetito y las emociones“, según
Ginger Hultin, dietista registrada y vocera de la Academia de Nutrición y Dietética.

“El THC interactúa con los receptores en nuestro cerebro que regulan las emociones, el dolor y el sentido del olfato y el gusto”, dijo Janice Newell Bissex, dietista registrada. “También puede promover la liberación de la hormona ghrelina, que estimula el hambre“.

Diversos estudios han documentado que el THC estimula el olfato o que algunas neuronas que normalmente ‘se apagan’ al comer, se estimulan con el cannabis. El THC también aumenta la liberación de dopamina, lo que aumenta el placer de comer, explicó Bissex.

Tal vez le interese leer…

OMS reconocerá adicción a videojuegos como enfermedad

COMENTARIOS