Penes lacerados que duelen y avergüenzan | Impacto!

Penes lacerados que duelen y avergüenzan

Penes lacerados que duelen y avergüenzan

Está demostrado que el roce excesivo aniquila hasta la erección más férrea.

Los hombres callan –por vergüenza o por machismo– situaciones propias de su anatomía.

Las mujeres tiene parte activa en todo lo que ocurre sobre la cama, al punto de que los resultados, buenos o malos, son responsabilidad compartida de los participantes y no solo de quienes más alardean, que por lo general son ellos.

Todo esto porque los hombres son dados a callar –por vergüenza o por machismo– situaciones que son propias de su anatomía. Hablamos de esas lesiones penianas, grandes o mínimas, que se producen por un mal movimiento o por una inadecuada preparación del órgano sexual.

Hablamos de esto porque las mujeres deberían sentir solidaridad con el género masculino en medio del silencio que los invade cuando se afectan.

Así que chicas, tengan cuidado con la dinámica de las posturas en las que toman el mando porque se ha demostrado que responden por más de la mitad de las fracturas de la dotación varonil, solo por sacudirse imprudentemente en contra de su anatomía. Riesgo que las obliga a entrenar hasta manejar bien la técnica y dejar de lado la idea de que nacieron aprendidas. Cuidado.

Las laceraciones y excoriaciones que deja la falta de lubricación vaginal en el extremo de los penes, son tan frecuentes y calladas como dolorosas. Está demostrado que el roce excesivo aniquila hasta la erección más férrea, con el agravante de que el contacto de los tejidos expuestos con el contenido del área induce ardores capaces de invocar alaridos que por vergüenza no se emiten, pero que se canjean por lágrimas furtivas. Así de serio es el asunto.

Insistimos en que las caricias durante los previos son tareas que muchas veces dependen de ellos, las mujeres tienen la obligación de exponer las advertencias y de impedir el ingreso en caso de que aún no estén dadas las condiciones adecuadas. Y si llegan a sospechar de su sufrimiento –lo cual es fácil, porque frenan literalmente en seco y se muestran renuentes a que les toque–, ofrecer ayuda y comprensión serán cosas que ellos, en medio de su machismo, agradecerán de corazón.

Tal vez le interese leer…

¿Tiene el pene pequeño?, esta información es para usted

COMENTARIOS