Pagaban sus cirugías estéticas para luego explotarlas sexualmente

Más de un millón de quetzales fueron decomisados a una estructura dedicada a la trata de personas.