Ortega acusa a obispos de “golpistas” y pone en entredicho mediación de la iglesia

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega denunció el jueves “una conspiración” para sacarlo del poder y tildó a los obispos de “golpistas”, lo que deja en entredicho la gestión mediadora de la iglesia en el diálogo para buscar una salida a la crisis política, que ha dejado 280 muertos en tres meses.