Nuevas dinámicas migratorias retan a Centroamérica en derechos humanos | Impacto!

Nuevas dinámicas migratorias retan a Centroamérica en derechos humanos

Nuevas dinámicas migratorias retan a Centroamérica en derechos humanos

Migrantes

Las nuevas dinámicas migratorias de la última década constituyen un reto para Centroamérica en la tutela de los derechos humanos de los migrantes y de los desplazados a lo interno de los países, afirmó un experto.

El investigador de Programa Estado de la Región (académico), Alberto Mora, dijo a EFE que en la última década se ha notado un cambio en las dinámicas migratorias de la región que se evidencian en las caravanas que buscan llegar a Estados Unidos y los desplazamientos internos a causa de la violencia de las pandillas.

“El flujo de población entre los países y hacia afuera son parte de nuestra historia desde hace mucho tiempo, pero a partir de 2010 hay rasgos particulares”, comentó.

NUEVOS DESTINOS Y FORMAS DE MIGRAR

Mora explicó que entre las variantes de estas dinámicas se destacan que México ya no es solo un país de tránsito, sino que también es de destino temporal de los centroamericanos que van a Estados Unidos o incluso destino permanente.

También España se ha convertido en un destino importante, especialmente para los nicaragüenses y los hondureños, y Canadá para los guatemaltecos, dijo Mora.

El investigador también advirtió que se ha notado un incremento en el flujo de mujeres migrantes y menores no acompañados.

Todas estas situaciones se recogen en la investigación “Migraciones internacionales, refugiados y desplazamientos internos en Centroamérica”, a cargo del Programa Estado de la Región del Consejo Nacional de Rectores de las universidades públicas de Costa Rica.

EL RETO DE TUTELAR LOS DERECHOS HUMANOS

“Todas estas variantes en los flujos lo que implica es una agudización de los riesgos y vulnerabilidades de las personas tanto en términos de su integridad como en la protección y la tutela de sus derechos humanos”, comentó Mora.

El investigar explicó que las migraciones a lo interno de los países como hacia afuera tienen “consecuencias diversas y dramáticas”.

Mora señaló que las personas se ven obligadas a abandonar su patrimonio, sus casas, terrenos, cultivos, sus medios de vida y a vivir situaciones en las que están en riesgo sus vidas.

“La mejor política para enfrentar este fenómeno es una de desarrollo. Es una alrededor de la generación de oportunidades, de empleos, de niveles de ingreso donde podríamos encontrar las condiciones para desincentivar a las personas que decidan emprender la salida”, comentó.

Para el investigador también es necesario que los gobiernos mitiguen los factores de riesgo social que empujan a la gente a salir, y además que hayan políticas regionales.

“Debemos fortalecer la acción conjunta entre los países centroamericanos para lograr mayor incidencia y margen de negociación y acuerdos con países de destino, fundamentalmente Estados Unidos para tutelar los derechos de los migrantes”.

Otro reto que se ha sumado a los países centroamericanos son los flujos de migrantes africanos, asiáticos haitianos que en los últimos años se han intensificado y que cruzan Centroamérica con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

EL FENÓMENO EN CIFRAS

Datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), recopilados en el informe del Programa Estado de la Región, indican que en el 2018 hubo 315.779 solicitudes de refugio de personas de Centroamérica.

Un 38 % de estas las hicieron personas de El Salvador, un 27 % correspondieron a nicaragüenses y 24 % a hondureños.

Salvo en el caso de los nicaragüenses, de los cuales el 73 % se dirige a Costa Rica, los solicitantes de El Salvador, Guatemala y Honduras tienen como primer destino los Estados Unidos y como segundo México.

España ocupa el tercer lugar para los salvadoreños, y Canadá para el caso de los guatemaltecos.

Por otra parte, el informe detalla que de acuerdo con datos del Centro de Monitoreo Internacional sobre Desplazamiento Interno, El Salvador encabezaba la lista de países del hemisferio con la mayor cantidad de personas desplazadas con 246.000 en 2018.

El desplazamiento por la violencia de las pandillas y el narcotráfico también es un fenómeno que ocurre en Honduras y Guatemala.

En Nicaragua, a partir de la crisis política desencadenada en abril del 2018, se comenzó a generar desplazamiento interno y externo, especialmente hacia Costa Rica.

(c) Agencia EFE

Te puede interesar:

“Perdimos todo”: centroamericanos huyen a EEUU tras devastadores huracanes

COMENTARIOS