Niños sin clases y padres molestos | Impacto!

Niños sin clases y padres molestos

Niños sin clases y padres molestos

Hasta el momento un millón de estudiantes del sector público no reciben clases por el paro de maestros, quienes se encuentran acampando en la Plaza de la Constitución.

Rita María Aguilar/Impacto

Oficialmente las clases han sido interrumpidas durante más de 20 días en al menos seis departamentos afectando así a casi un millón de estudiantes, según el sondeo realizado por Empresarios por la Educación.

Según la institución, los departamentos que más afectados se han visto hasta el momento son Jalapa, Jutiapa, Escuintla y el Progreso, sin embargo, ya se han visto bloqueos en Retalhuleu por parte de padres de familia, quienes exigen a los maestros regresen a dar clases o que renuncien.

Sin embargo, mientras los niños no reciben clases el ministro de Educación Óscar Hugo López, restó importancia a la manifestación y al impacto que este tiene sobre los mismos estudiantes al no cumplir con los 180 días establecidos.

“No todas las escuelas de donde vienen los profesores que están protestando están cerradas. Se están turnando para atender a los alumnos”, dijo el ministro.

Padres de familia, cansados por el paro magisterial, pegaron carteles con críticas al Gobierno, en la escuela Corral Chiquito, zona 8 de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Cifras contrarias

Por su parte el ministro declaró que hasta el momento son 80 mil los estudiantes que no se encuentran recibiendo clases de manera regular, principalmente en el nivel primario, dicha cifra contrasta con el monitoreo que ha venido realizando Empresarios por la Educación, quienes además han sido alimentados por reportes de la comunidad educativa.

De acuerdo con el Mineduc, además de los maestros instalados en la Plaza de la Constitución, 25 direcciones departamentales están tomadas por sindicalistas. El ministro insistió en que “no tiene sentido el movimiento” y que se giró la instrucción a los supervisores de revisar las ausencias de los maestros para aplicar sanciones.

Paro hasta que resuelvan

El grupo de maestros que lleva ya dos días acampando la Plaza de la Constitución como medida de presión para que sea aumentado el presupuesto de Q961 millones que serán para financiar el pacto colectivo firmado a con el Ministerio de Educación.

“Vamos a estar acá hasta que se resuelva (…) Se están dando medidas dilatorias”, dijo ayer Joviel Acevedo, en uno de los frecuentes mensajes que dirige desde un camión que tiene instalado un equipo de sonido que el martes amenizó una improvisada fiesta en la Plaza.

De acuerdo con el Mineduc, unos 10 mil docentes se unieron al paro de labores y apoyan al Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG).

Padres de familia molestos

Varios padres de familia se encuentran preocupados por la educación de sus hijos pues en algunas escuelas llevan más de 30 días sin recibir clases, debido al paro que han realizado los maestros. En Retalhuleu, el paro de maestros de la Escuela Oficial Mixta número 1 San Sebastián hizo que los padres de familia salieran a manifestar y a exigir que se retomen las clases.

Algunos padres aseguraron que no todos los maestros han viajado a la capital a manifestar y que   se quedaron en sus casas. “Ya son 20 días que los niños no reciben clases y es preocupante porque no van a aprender lo necesario. Estamos dispuestos a tomar otras medidas si los docentes no regresan”, advirtió Vilma Ambrosio.

Padres bloquean la ruta CRN-9, en San Sebastián, Retalhuleu, en rechazo al paro magisterial. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

En Huehuetenango también hay escuelas cerradas por el paro magisterial, por lo que Margarita López, madre de un estudiante de la escuela Corral Chiquito, mostró   preocupación por el atraso que ello significa en el aprendizaje de los escolares.

“Dicen que los niños son el futuro de Guatemala, ¿pero qué futuro les espera si en lugar de recibir clases los docentes juegan cartas y bailan en las protestas, con un vocabulario que demuestra su falta de educación?, cuestionó López.

¿Por qué 180 días de clases?

La cantidad mínima de días de clases no obedece en el país a un criterio pedagógico, sino a un acuerdo gubernativo que data de noviembre de 1977, cuando se aprobó el Reglamento de la Ley de Educación Nacional, que estableció que el régimen educativo cubriría un período mínimo de 180 días efectivos de clases. Desde entonces no se ha negociado un incremento legal a esa cantidad, pese a que países como Honduras y El Salvador ya han legislado a favor de tener ciclos lectivos de hasta 200 días de clase.

La fiesta de los maestros en la Plaza de la Constitución

COMENTARIOS