Narcos mexicanos ¡SE ESCAPARON! | Impacto!

Narcos mexicanos ¡SE ESCAPARON!

Narcos mexicanos ¡SE ESCAPARON!

Juez les dio fianza y el día que se discutiría si iban a juicio no se presentaron a la judicatura. Pagaron una fianza de Q1.2 millones en efectivo el mismo día que se les benefició.

Dos mexicanos y dos guatemaltecos no se presentaron al juzgado de Primera Instancia Penal de Puerto Barrios, Izabal, donde se decidiría si enfrentaban juicio por lavado de dinero, sin embargo, en ese momento se develó la trama que los ayudó a escapar sin ninguna complicación.

 

Los capturados fueron identificados como Jonathan Pinedo Murphy y Óscar Alberto Flores Serrano se encontraban el 23 de noviembre de 2017 en el interior de un hidroavión en Playa Dorada, Los Amates, Izabal. La captura se concretó un día después al concluir el conteo de los dólares.

 

En la aeronave transportaban US$1.2 millones, dinero que se presume es de un cartel mexicano. También se les decomisó unos mil 955 pesos, teléfonos satelitales, un casco de visión nocturna, radares marinos y aéreos.

 

El juez Edgar Aníbal Arteaga López los benefició con arresto domiciliario y una caución económica de 1.2 millones de quetzales, la cual pagaron en efectivo ese mismo día.

 

El 5 de diciembre de 2017 el togado autorizó la salida de los cuatro hombres después del pago de una fianza en efectivo de 300 mil quetzales cada uno para un total de 1.2 millones de quetzales.

La resolución fue emitida pesar de que el Ministerio Público -MP- se opuso porque los extranjeros no garantizaban su permanencia en el país.

 

El guatemalteco Marlon Alexis Palacios Rivera y Jorge Mario Mejía Juárez colaboraron con los mexicanos al proveerlos combustible. Se transportaban en una lancha que robaron. Foto PNC

Según el registro público de la Supervisión de Tribunales, el juez Arteaga ha sido investigado de manera administrativa desde el año 2000 en 43 ocasiones, pero la única denuncia que prosperó es una de 2006. La sanción fue de 10 días de suspensión de labores sin goce de salario.

 

Cuando Arteaga era juez de Primera Instancia Penal de Villa Nueva devolvió un vehículo al propietario sin consultar con el MP, en un caso donde el sindicado fue capturado por transportar marihuana, se lee en el expediente.

 

El resto de las denuncias han sido por supuestas anomalías en los procesos, pero la Supervisión de Tribunales no ha podido corroborar esos señalamientos y los expedientes se archivan.

 

La fuga paso a paso

El 5 de diciembre de 2017 se les concede las fianzas. Un día después la Fiscalía apeló con argumentos como que no tenía lógica la portación de los dólares y que el contrato de arrendamiento de una casa para los mexicanos era falso.

 

El documento fue presentado por los abogados defensores, Martha Rossana Gallardo Rosales y Carlos Rafael Rosales Crispín que además se propusieron como garantía para la estancia de los mexicanos.

 

Se intentó comunicar con Gallardo, pero en su oficina no respondieron y en el caso de Rosales Crispín sus datos no aparecen registrados en el Colegio de Abogados.

 

Otorgadas las medidas sustitutivas el juez Edgar Aníbal Arteaga sale de vacaciones y su suplente termina firmando las boletas de libertad.

 

El 9 de enero de 2018 la Sala de Apelaciones de Izabal acepta el recurso del MP y revoca las fianzas con el argumento de que el juez Arteaga “no fundamentó de forma clara la resolución”.

 

El 6 de febrero le notifican al MP de esa decisión y pasados tres días se emiten nuevas órdenes de captura; pero de las nuevas aprehensiones no se notificó a la fiscalía y al parecer los oficios tampoco se enviaron a la Policía Nacional Civil.

 

El 23 de marzo se programó una audiencia para solicitar el cambio de delitos, pero los primeros abogados renunciaron a seguir en la defensa en ese momento los cuatro hombres se quedaron sin su garantía.

 

El 4 de abril fue la última vez que los mexicanos Jonathan Pineda Murphy y Óscar Alberto Flores Serrano se presentaron a firmar para corroborar su permanencia en el país. Lo hicieron en un juzgado de Paz de Turno. Lo mismo ocurrió con los guatemaltecos.

 

El 3 de julio en la audiencia que sería para discutir si enfrentarían juicio se declaró su rebeldía y la acusación del MP quedó guardada mientras se les captura para reanudar el proceso.

COMENTARIOS