Mujer advierte sobre los peligros del facial que le arruinó el rostro | Impacto!

Mujer advierte sobre los peligros del facial que le arruinó el rostro

Mujer advierte sobre los peligros del facial que le arruinó el rostro

La afectada fue Heather Muir, editora de Health.com.

Las personas deben tener claro qué procedimientos se están realizando.

Fue catalogado como un “facial de alfombra roja“, pero la cita de belleza de esta mujer se convirtió en una experiencia dolorosa, que dejó su rostro enrojecido y dañado, incluso después de varias semanas. Heather Muir, editora de Health.com, ahora está advirtiendo a otros para que se hagan escuchar y se vayan cuando un tratamiento de belleza no se sienta bien.

En muchas ocasiones a lo largo de este facial, me sentí incómoda, lo cual expresé verbalmente como ardor y escozor. Me dijeron que debía ser sensible e incluso me preguntaron si tenía un marcapasos (no lo tengo)“, escribió Muir en una publicación en Instagram esta semana.

Ella incluyó varias fotos de su cara y cuello rasguñados y rojos. “Cuando fui al baño para cambiarme, vi mi piel, roja, en carne viva y con una sensación de latido, supe que algo estaba mal“, contó Muir.

View this post on Instagram

PSA: Two weeks ago, I accepted a publicist’s invitation to try a “red carpet” facial from a “board certified master esthetician.” Like I’ve done many times, I jumped at the chance to experience a fancy (free) facial, after confirming there would be no downtime, as I was filming hours later. This time, however, the result was different. Instead of leaving with glowy skin, I left with a hard lesson learned. Please know, I’m not posting this to get revenge or to put anyone “on blast” but to share what I took away from this scary experience. I wouldn’t be doing my journalistic duty to only cover the good stuff. I trust people (strangers) with my hair, my skin, my body, thinking that because of my job, I’d only receive the best. Numerous times throughout this facial, I felt uncomfortable, which I verbally expressed as burning, stinging, and on fire. I was told I must be sensitive and even asked if I had a pacemaker (I do not). When I went to the bathroom to change, I saw my skin—red, raw, and with a beating sensation—I knew something was wrong. I was told “well, that’s what I was supposed to promote,” and to drink lots of water and moisturize with the oil capsules I had been given. So many emotions followed and everyone had an opinion on how to handle, but after reflecting, here is what I want to pass on: 1.) Go with your gut. When something doesn’t feel right; leave. Simply remove yourself from the situation no matter how awkward it feels in the moment. I wish I had. 2.) Skin heals—fast! Along with my incredible derm (who prescribed a miracle-working wound cream; ➡️ to see slide 10), my skin is looking and feeling *almost* back to itself. 3.) Be grateful. A day after the facial, I had a shoot. I’m not the type to cancel (regardless of looking like I was attacked by a wild cat, woof). Without any mirrors and a job I love, I had a fun day and came home telling Dave I was so grateful for my normal skin with all of its imperfections, knowing that this would pass. To my husband, fam, friends, coworkers (who had an aloe leaf waiting), video crew who had to reschedule, and bosses, thank you for helping me and letting me handle this my own way; in my own time.♥️

A post shared by H E A T H E R (@hmuir) on

Muir dijo que un publicista la invitó a obtener el tratamiento facial gratuito de un “esteticista maestro certificado por la junta”. Con frecuencia recibe tales ofertas como parte de su trabajo, por lo que aceptó y se aseguró de que ningún compromiso interfiriera con su cita. Ella fue por el facial hace dos semanas.

En lugar de irme con la piel resplandeciente, me fui con una dura lección aprendida“, escribió. Parecía que había sido “atacada por un gato salvaje“. Muir expresó su preocupación al esteticista, pero solo le dijeron que bebiera mucha agua e hidratara la piel con las cápsulas de aceite que le habían dado, contó.

El medio en el que Muir trabaja, Health.com, informó a Today que ella acudió a su dermatólogo, quien piensa que Heather podría haber sufrido quemaduras químicas.

Cuando sientes que algo está mal, solo tienes que escuchar tus instintos“, dijo Muir al sitio web. “Les dije muchas veces que me sentía incómoda, pero nunca les dije que pararan y realmente lamento no haber hecho eso. Me hubiera gustado haberles dicho: ‘Gracias por su tiempo, pero no está bien para mí. Me marchó’“, afirmó Muir.

Dos semanas después, su piel se ve y se siente casi normal, escribió en Instagram. Muir no nombró a la esteticista ni dijo si se ha quejado oficialmente con él. Pero hay puntos clave que debes saber sobre estos procedimientos estéticos.

¿En qué consisten los faciales?

Los faciales pueden ser increíblemente útiles dependiendo del tipo de piel de una persona, pero es muy importante prestar atención a las técnicas que utilizan los esteticistas, afirmó a Today la doctora Debra Wattenberg, dermatóloga de Nueva York y fundadora de NY Skin RX. Wattenberg no estuvo involucrada en el caso de Muir, pero dio algunos consejos.

En la actualidad, hay tanta tecnología relacionada con los tratamientos faciales: hay tratamientos faciales con láser, tradicionales y posiblemente exfoliaciones químicas que se están utilizando. Debes ser muy precisa sobre los tipos de preguntas que haces cuando te realizas cualquier tipo de procedimiento facial“, dijo Wattenberg.

Un tratamiento facial estándar generalmente incluye masajear la cara, limpiar, tonificar, vaporizar, exfoliar e hidratar, según la Asociación Internacional de Spa. Pero en algunos lugares, un tratamiento facial puede significar mucho más.

Las personas deben tener claro qué procedimientos se están realizando, dijo Wattenberg. “El facial que tienes debe abordar los problemas que tienes“, ya sea que estén tapados los poros o la piel seca, anotó.

De acuerdo con un artículo publicado en The Journal of Clinical Investigation, otros dermatólogos se mostraron más escépticos acerca de los tratamientos faciales, algunos dijeron que no hay beneficios para las personas con piel normal y advierten que pueden hacer más daños que beneficios.

Para reservar una cita para un facial, Wattenberg ofreció estos consejos:

– Mira alrededor del spa y asegúrate de estar en un ambiente limpio.

– Haz tu investigación: elija un esteticista que esté bien capacitado.

– Si un esteticista hace algo que no parece apropiado para ti, y no te informa acerca de las expectativas, haz muchas preguntas, interrumpe el procedimiento y siéntete cómoda al irte.

– Nunca te pongas en una situación en la que te sientas incómoda.

Tal vez te interese leer…

Prepara tu propio tónico facial de arroz

COMENTARIOS