Migrantes detenidos rechazan test de COVID-19 en Massachusetts | Impacto!

Migrantes detenidos rechazan test de COVID-19 en Massachusetts

Migrantes detenidos rechazan test de COVID-19 en Massachusetts

Coronavirus

Un grupo de unos 10 inmigrantes detenidos por las autoridades federales que se negaron a someterse a pruebas de COVID-19 causaron daños cuantiosos en el centro de retención en Dartmouth, informó la policía local.

Los presos involucrados en el incidente en el Centro de Detención de Inmigración Carlos Carreiro presentaban múltiples síntomas de COVID-19, y cuando se les informó que serían sometidos a las pruebas arremetieron contra los custodios el viernes por la noche.

A través de un comunicado de prensa, el departamento de policía del condado Bristol indicó que los detenidos se atrincheraron, arrancaron máquinas de lavado y caños de las paredes, rompieron ventanas y “provocaron destrozos en toda la unidad”. Un equipo especial de guardias los contuvo, de acuerdo con la policía.

No se reportaron heridos entre el personal. Tres de los detenidos fueron hospitalizados, uno con “síntomas de un ataque de pánico”, otro debido a un problema de salud preexistente y el tercero por “un incidente médico ocurrido al ser retirado del ala de ICE”. Las autoridades esperan que los tres se recuperen.

A través de un comunicado emitido el sábado, el director interino de la unidad regional de operaciones de seguridad del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) , Todd Lyons, elogió la labor del personal de la policía “que respondió con rapidez y profesionalismo para controlar una situación volátil, limitando posibles lesiones, evitando mayores daños a las instalaciones y restaurando el orden”.

Sin embargo, Ivan Espinoza-Madrigal, el director ejecutivo de Abogados en defensa de los Derechos Civiles en Boston, que ha presentado una demanda a nombre de los detenidos, dijo que al parecer los oficiales del centro trataban de trasladar a los migrantes de una parte de las instalaciones al ala médica.

“Estos individuos estaban justificadamente preocupados de que al hacerlo se expondrían peligrosamente al riesgo de contagio debido al contagio entre muchos individuos de todas las instalaciones que van y vienen de la unidad médica y que comparten muchos espacios”, se señaló en un comunicado.

El jefe policial Thomas Hodgson dijo que los detenidos fueron encerrados en celdas aisladas mientras se determinan las medidas disciplinarias, se les somete a pruebas de COVID-19 y se formulan cargos.

Los daños fueron calculados en 25.000 dólares.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte. AP

 

COMENTARIOS