"Mi mi hijo de 13 años asesinó a sangre fría a mi hija de 4" | Impacto!

“Mi mi hijo de 13 años asesinó a sangre fría a mi hija de 4”

“Mi mi hijo de 13 años asesinó a sangre fría a mi hija de 4”

Desgarradora historia de una madre que tuvo que soportar la peor escena de horror de su vida.

Este es el desgarrador caso de Charity Lee.

Dicen que el amor de madre es incondicional y un ejemplo claro de esto es la historia de Charity Lee, quien no ha dejado de amar a su hijo mayor, Paris, a pesar de que agredió sexualmente y asesinó a su hermanita de 4 años, Ella.

Charity no tuvo una infancia sencilla, creció en una familia disfuncional, se volvió adicta a las drogas a corta edad y tuvo pensamientos suicidas, hasta que a los 20 años se convirtió en madre de Paris y las cosas empezaron a cambiar.

De acuerdo con información de BBC, Paris parecía ser un niño común, nunca dio señales de agresividad, más bien era tímido e introvertido.

Ella nació cuando Paris tenía 9 años, y se convirtió en un excelente hermano mayor, quien cargó con grandes responsabilidades cuando su madre recayó en las drogas años después, aunque logró zafarse de nuevo luego de 6 meses.

Fue muy difícil. Yo tenía problemas y a veces no podía cuidarlos; Paris tomaba las riendas y se ocupaba de Ella… Yo creo que para Paris fue devastador darse cuenta de que su madre era falible como cualquier humano y estaba enojado”, relató Charity al medio citado.

La noche del asesinato, la madre de los pequeños trabajaba de mesera en un restaurante y justo cuando estaba cerrando el negocio llegaron dos policías y un sacerdote para darle la fatal noticia.

Ese fue el final de la vida que yo conocía. Recuerdo que me desmayé y cuando recobré el conocimiento pregunté, “¿en dónde está Paris?”.

El 4 de febrero de 2007 Paris pidió a la niñera que se retirara antes de que su madre llegara, entró a la habitación de su hermana, la agredió sexualmente, la estranguló y la apuñaló en 17 ocasiones.

Paris fue condenado a 40 años de cárcel, saldrá libre en 2047, y aunque Charity, quien se convirtió en madre nuevamente de un varón al que llamó Fénix, sigue visitándolo y asegura seguir amándolo, pero tiene miedo de lo que su hijo pueda hacer fuera de prisión.

Me da miedo. Él no va a cambiar, él no ha cambiado desde que tenía 13 años. Para ser honesta, espero que Paris tenga que cumplir toda su sentencia para que Fénix crezca tan grande y fuerte como sea posible”.

Tal vez te interese leer…

El caso de las fresas con agujas dentro

COMENTARIOS