Messi y Bartomeu, una temporada bajo tensión | Impacto!

Messi y Bartomeu, una temporada bajo tensión

Messi y Bartomeu, una temporada bajo tensión

Josep Maria Bartomeu dobló el brazo a Lionel Messi, quien renunció el viernes a abandonar el FC Barcelona, pero el presidente azulgrana, ya muy cuestionado antes de este culebrón, debe prepararse para un ejercicio 2020-21 difícil con su superestrella argentina lista para atacarle a la mínima oportunidad.

“No ha mantenido su promesa”“el presidente no me daba bola a lo que le estaba diciendo” o “se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas”: Messi no se guardó nada contra su presidente el viernes en su larga entrevista con la web especializada Goal.com.

El ganador de seis Balones de Oro justificó su deseo de abandonar su club de siempre por una temporada catastrófica en lo deportivo, sin ningún título, pero también por su mala relación con Bartomeu, a quien acusa de decisiones desastrosas en materia de entrenador y de fichajes y de no haber cumplido su palabra.

Desde que sucedió en enero de 2014 a Sandro Rosell, forzado a dimitir tras una investigación por el fichaje de Neymar, Bartomeu fue reelegido en 2015, pero ha visto al Barça perder gradualmente su lugar en la élite europea.

Dificultades financieras

Es cierto que en 2015 se logró el triplete Liga-Copa del Rey-Champions y que se ha ganado la Liga en cuatro ocasiones (2015, 2016, 2018, 2019), pero el cuadro azulgrana ha caído cuatro veces en cuartos de final, incluido este año ante el Bayern de Múnich con una derrota histórica (8-2), y una vez en semifinales (3-0, 0-4 contra el Liverpool en 2019).

Lionel Messi

Lionel Messi© AFP Vincent LEFAI

En el plano económico, Bartomeu tampoco mejora. Es cierto que el Barça es el club que más ingresos genera en el mundo (840,8 millones de euros -994 millones de dólares- en la campaña 2018-2019 según la consultora Deloitte en su clasificación anual), y esperaba ser el primer club en superar la simbólica barrera de los mil millones de euros este año… Pero la pandemia lo cambió todo.

Si a la deuda de cerca de 200 millones de euros (cerca de 236 millones de dólares) que acumula el Barça desde 2019 según la prensa se le suma una de las masas salariales más elevadas del mundo (casi 500 millones de euros, casi 590 millones de dólares) se obtiene un club en dificultades financieras, que no termina de dar el pistoletazo de salida real a las suntuosas obras de remodelación del Camp Nou.

En este clima aún más difícil por la crisis sanitaria del nuevo coronavirus, que ha golpeado con dureza a España, y la caída de los ingresos (dejó de ganar 48 millones de euros -unos 56 millones de dólares- en el Camp Nou este curso), la nueva temporada que comienza a finales de septiembre ante el Villarreal puede complicarse a todos los niveles.

A Messi no le habría gustado su primera conversación con el nuevo entrenador del club, Ronald Koeman. El técnico neerlandés, además, le comunicó al uruguayo Luis Suárez, gran amigo de la ‘Pulga’, que no contaba con él.

¿Elecciones en marzo?

De esta manera, Messi podría pensar rápidamente en nuevos horizontes si los primeros meses son decepcionantes en el plano deportivo. Y esta vez, nada podrá retenerle, ya que su contrato termina a finales de junio de 2021.

A partir del próximo enero podría haber marejada de nuevo: Messi podría comprometerse por ejemplo con el Manchester City de Pep Guardiola y el Barça podría recuperar varias decenas de millones de euros, bienvenidos en un contexto económico delicado, en lugar de nada en absoluto seis meses después.

A menos que la elección del nuevo presidente, en una fecha todavía por concretar -a partir de mediados de marzo como decidió Bartomeu tras caer ante el Bayern- lo resuelva todo tanto para Messi como para el Barça.

En caso de que el actual presidente no sea reelegido, el Barça podría iniciar una nueva época con un nuevo entrenador, que podría ser la leyenda Xavi Hernández, esperado por muchos como el salvador.

¿Hasta el punto de convencer a Messi, de 33 años, de renovar y jugar toda su carrera con la elástica azulgrana? El culebrón está lejos de haber terminado.

COMENTARIOS