Mamá, no olvides enseñarle esto a tus hijos | Impacto!

Mamá, no olvides enseñarle esto a tus hijos

Mamá, no olvides enseñarle esto a tus hijos

Un hermoso texto que nos abre los ojos a temas que son muy importantes para sus vidas.

Valores, metas y principios son las bases que harán de tus pequeños, los hombres y mujeres del mañana.

El mundo está en constante rotación y con ello, las sociedades evolucionan cambiando paradigmas, haciendo que el desafío de las madres cada vez sea más alto. Por eso hoy mencionaremos una serie de lecciones que debes enseñar sin falta a tus hijos. Valores, metas y principios son las bases que harán de tus pequeños, los hombres y mujeres del mañana.

La vida en la mayoría de los casos puede presentarse difícil, hasta el punto de doler, ¡claro! no todo es color de rosa, ni tendrá un final feliz, lo esencial es aprender a vivirla intensamente. Para eso debes enseñar a tus hijos a no huir de sus miedos, sino a enfrentarlos. Primero a reconocerlos y aceptarlos sin ningún misterio extra.

Ayúdalos a tomar sus propias decisiones y enséñales a responsabilizarse por cada acto que cometen, que sepan que todo tiene una consecuencia y que paguen “esa consecuencia”. Asumir esas responsabilidades es entusiasmarse con la vida.

Que jamás se someta y esté dependiendo de la aprobación de un tercero. Tus hijos llegaron al mundo para ser feliz, no para consentir a los demás. Comunícales la inmensa satisfacción de aceptarse tal cual es, de amarse con virtudes y defectos, y de no idealizar ni perseguir figuras o ideales que poco le sirven.

Debes enseñarles a ser fiel a sí mismos y jamás engañarse. Mostrarse tal como son, sin necesidad de fingir ni impostar personalidades ajenas. Tus hijos deben aprender a atesorar el crédito de sus logros personales.

Transmite a tus pequeños el valor de su propia intuición. Que siempre sigan sus instintos y se dejen guiar por su corazón que no falla. Que no necesiten depender de absolutamente nadie, ni siquiera de ti. Ellos debe demarcar su propio camino a recorrer. Si confunden el camino, que tengan el don de retomar por otra ruta mas no abandonar el viaje.

Que pidan ayuda cuando la necesiten y que sean agradecidos con esa mano tendida. Que aprendan a expresar necesidades y carencias. Explícales cómo planear su futuro, con los pies fijos en el presente. Afila pacientemente su tolerancia a los cambios que se suceden una y otra vez en la vida.

Que disfruten del amor sin limitaciones y libres de prejuicios. Que aprendan a ser totalmente conscientes de sus sentimientos, puedan dominarlos y actuar en consecuencia.

Enseña a tus hijos a ser los mejores amigos de ellos mismos. Sin amor propio, no hay nada. Sin inteligencia emocional, menos. Conocerse y amarse a sí mismos, para hacer lo propio con su entorno. Ser capaz de establecer límites, aunque cueste y emprender como desafío el sostenerlos con el tiempo.

Desde muy corta edad tienen que aprender a no idealizar ni idolatrar a nadie, ni familiares ni amigos, ni siquiera a sus padres. Que comprendan que todos estamos llenos de matices y ellos también.

Tal vez te interese leer…

Tiene 37 años y ha dado a luz a 38 hijos

COMENTARIOS