Madres de presos que no recibieron amnistía reclaman su liberación en Nicaragua | Impacto!

Madres de presos que no recibieron amnistía reclaman su liberación en Nicaragua

Madres de presos que no recibieron amnistía reclaman su liberación en Nicaragua

Madres de más de 80 detenidos que no fueron amparados por una amnistía en Nicaragua protestaron este miércoles para exigir la liberación de sus hijos,

Madres de más de 80 detenidos que no fueron amparados por una amnistía en Nicaragua protestaron este miércoles para exigir la liberación de sus hijos, mientras continúa el asedio oficial contra la oposición.

“¡Libertad!, ¡Pueblo únete!, “¡Son estudiantes, no son delincuentes!“, reclamaron a gritos decenas de madres y opositores frente a los portones de La Modelo, la mayor cárcel de Nicaragua, 20 km al norte de Managua.

“Pido la libertad de mi hijo Francisco“, dijo Leslie Rayo, madre de un manifestante detenido hace 11 meses por participar en una marcha estudiantil contra el gobierno.

El martes venció el plazo de 90 días para la liberación de todos los detenidos en las protestas que estallaron en abril del año pasado contra el presidente Daniel Ortega, que había sido acordado en un diálogo entre el gobierno y oposición para poner fin a la crisis y que fue suspendido en mayo.

Una polémica amnistía aprobada el 8 de junio por el parlamento de mayoría oficialista facilitó la liberación la semana pasada de 492 opositores que estaban encarcelados o bajo arresto domiciliario.

El gobierno declaró el martes que ya cumplió con todas las excarcelaciones acordadas.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), interlocutora del gobierno en las conversaciones, presentó una lista de 84 opositores presos que las autoridades se niegan a excarcelar con el argumento de que son delincuentes comunes. En una lista previa, la ACJD había señalado que restaban 89 encarcelados.

Las protestas, que iniciaron en rechazo a una reforma de la seguridad social y derivaron en un clamor para la renuncia de Ortega, dejaron al menos 325 muertos, cientos de detenidos y 62.500 exiliados por amenazas de muerte o encarcelamiento, según grupos humanitarios.

Además de la liberación de los presos, la ACJD exige adelantar las elecciones de 2021 con el propósito de recortar el mandato de Ortega, en el poder hace 12 años, y a quien acusan de corrupción y de buscar perpetuarse en el poder junto con su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

“Vamos a seguir luchando para que estos 84 compatriotas salgan de la cárcel“, afirmó el dirigente opositor Sebastián Chamorro, que alegó que el gobierno mantiene a estos presos para “desviar la atención del verdadero problema que tiene el país, que es la falta democracia, libertades y la existencia de un estado de sitio“.

Asedio policial

En tanto, más de un centenar de policías antimotines asediaron a opositores de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y de la Unión de Presos Políticos de Nicaragua (UPPN) cuando ofrecían una conferencia de prensa en un hotel de la capital.

Los agentes, que llegaron armados a bordo de una docena de patrullas, bloquearon el acceso al hotel, donde se encontraban varios opositores recién liberados, que de acuerdo a la ley de amnistía no pueden volver a protestar.

“Nosotros no pensamos retirarnos de nuestra protesta que es pacífica“, afirmó a la AFP la líder estudiantil belga-nicaragüense Amaya Coppens, quien dijo que desde que fue liberada la semana pasada ha sido perseguida por policías y civiles.

“No nos sentimos realmente libres, sigue el asedio“, indicó la joven estudiante de medicina.

“Seguimos en pie de lucha, las calles no se van a dejar hasta que nuestros hermanos presos no estén con sus familias, vamos a seguir protestando en contra del régimen de Ortega“, declaró en la rueda de prensa el joven Darwin Espinoza, recién liberado.

La oposición pidió a la comunidad internacional aumentar la presión sobre Ortega para propiciar un “cambio negociado” de gobierno, debido a que la represión persiste pese al compromiso asumido de respetar las libertades públicas.

La oposición espera que la Asamblea General de la OEA, que sesionará la próxima semana en Medellín, Colombia, se pronuncie sobre la crisis de Nicaragua.

AFP

COMENTARIOS