Los socorristas se afanan por bajar el nivel del agua en cueva con niños atrapados | Impacto!

Los socorristas se afanan por bajar el nivel del agua en cueva con niños atrapados

Los socorristas se afanan por bajar el nivel del agua en cueva con niños atrapados

Permanecen en el lugar desde el 23 de junio

Los 12 niños y su entrenador de fútbol atrapados en una cueva de Tailandia gozan de "buena salud" pero tienen escasas posibilidades de ser evacuados este miércoles. Los socorristas tratan de reducir el nivel del agua antes de las lluvias previstas el viernes.

El gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, que dirige la célula de rescate, dijo que una evacuación este mismo miércoles sería “difícil”, ya que el nivel del agua es elevado, pese al importante sistema de bombeo instalado.

Gracias a ese sistema “el agua baja un centímetro por hora, lo que no está mal dado el tamaño de la gruta”, explicó.

“Será difícil evacuarlos hoy” (miércoles) dijo no obstante el gobernador, y se negó a hacer especulaciones sobre la fecha de evacuación.

“Debemos estar seguros a 100%” en el momento de decidir la evacuación, que podría hacerse en varios grupos de niños, agregó.

La operación de evacuación será complicada y los socorristas ya advirtieron que no se precipitarían a la hora de realizarla, pues el camino de vuelta recorre varios kilómetros por zonas angostas y etapas difíciles bajo el agua.

Imagen distribuida por la Marina tailandesa el 4 de julio de 2018 que muestra a adolescentes del equipo de fútbol atrapado en una cueva, protegidos con mantas térmicas, con uno de los buceadores que llegó hasta ellos

– “Buena salud” –

“Tras haber comido, todos fueron examinados por un médico militar”, precisó la marina, sin detallar, de momento, qué día podrían ser evacuados.

Un buzo especialista llegado a Tailandia desde el extranjero para ayudar en el rescate de los 12 niños y el entrenador de fútbol, atrapados por la subida de las aguas en una cueva

En este video, grabado el martes, aparecen 11 niños saludando, diciendo su nombre y luego “estoy bien de salud”. La marina no explicó porqué el duodécimo niño no grabó el mensaje ni tampoco el entrenador, de 25 años.

Ya empezaron a ser entrenados para bucear y esta primera confirmación de su buen estado de salud hizo augurar una evacuación relativamente próxima.

COMENTARIOS