Los patinadores holandeses buscan refugio en un lago de Austria frente al cambio climático | Impacto!

Los patinadores holandeses buscan refugio en un lago de Austria frente al cambio climático

Los patinadores holandeses buscan refugio en un lago de Austria frente al cambio climático

Deporte internacional

Los patinadores holandeses, que ya no pueden practicar su deporte favorito en los canales de su país por el cambio climático, han encontrado refugio en un lago de los Alpes austríacos, muy conocido desde que apareció en una película de James Bond.

Cuando apenas despunta el día, centenares de patinadores con lámparas frontales se lanzan a patinar en el lago Weissensee, donde la temperatura es cercana a -10 grados.

La jornada será larga para estos aficionados que cruzaron Europa para vivir su pasión y recorrer sobre el hielo unos 200 kilómetros.

La ‘Elfstedentocht’, una carrera tradicional holandesa que recorría once ciudades del noroeste del país a través de los canales helados, lleva más de 20 años sin poder celebrarse por falta de hielo.

Por eso los aficionados holandeses vienen a Austria, a este lago de 6,5 km2 situado a 930 m de altura en el sur de los Alpes austriacos, donde se puede patinar unos 80 días al año.

“Buscamos soluciones en varios países de Europa”, explica Toine Doreleijers, el responsable de la organización. “Pero en ningún otro sitio encontramos un lago helado de manera tan estable”.

La idea llegó de manera inesperada en 1987. “Cuando se estrenó la película de James Bond ‘The Living Daylights’, con una persecución de coches en este lago, quedó claro que si este hielo podía soportar eso también podía soportar a miles de patinadores”, dijo Doreleijers.

Los patinadores holandeses, que ya no pueden practicar su deporte favorito en los canales de su país por el cambio climático, han encontrado refugio en un lago de los Alpes austríacos, muy conocido desde que apareció en una película de James Bond.

Cuando apenas despunta el día, centenares de patinadores con lámparas frontales se lanzan a patinar en el lago Weissensee, donde la temperatura es cercana a -10 grados.

La jornada será larga para estos aficionados que cruzaron Europa para vivir su pasión y recorrer sobre el hielo unos 200 kilómetros.

La ‘Elfstedentocht’, una carrera tradicional holandesa que recorría once ciudades del noroeste del país a través de los canales helados, lleva más de 20 años sin poder celebrarse por falta de hielo.(AFP)

¡Goool!”: Una madre brasileña cuenta los partidos de fútbol para su hijo ciego

COMENTARIOS