Leyendas de Guatemala: Leyenda de La Siguanaba | Impacto!

Leyendas de Guatemala: Leyenda de La Siguanaba

Leyendas de Guatemala: Leyenda de La Siguanaba

Leyendas de Guatemala

Este famoso personaje mitológico es una mujer fantasma que castiga a los hombres infieles. La leyenda dice que es una bella dama por atrás, pero al verla de frente tiene cara de caballo. La leyenda ocupa el segundo puesto en las más famosas del país.

La Siguanaba es uno de los personajes míticos más famosos en Guatemala, quien es protagonista de varias historias de terror en boca de chapines que forman parte del folclor.

Esta criatura de la mitología guatemalteca se presenta a los hombres infieles como una mujer de hermoso cuerpo y cabello largo. Pero cuando la observan de cerca, tiene rostro de caballo.

Según la leyenda, La Siguanaba se aparece frecuentemente en áreas solitarias, especialmente en barrancos. Esto se debe a que es ahí a donde atrae a los hombres para luego arrojarlos, haciendo que pierdan la vida y el alma a favor de ella

En otra de las versiones se afirma que La Siguanaba era una mujer joven que fue obligada a casarse con un hombre cuarenta años mayor que ella. Dicho hombre la hechizó, convirtiéndola en una mujer fea y vieja.

Otra adaptación de la leyenda dice que aparece en lugares cercanos al agua, ya que se suele bañar al mismo tiempo que peina su cabello con un peine de oro. Los hombres que la observan en esta situación quedan embrujados por la hermosa mujer. Es entonces cuando ella los llama.

En el momento en que ya se los ha ganado, muestra su rostro con apariencia de caballo. Sus víctimas ven sus ojos rojos y la piel arrugada, sus uñas crecen al momento en que desata una risa aterradora.

Según se dice, al caer la noche, es común verla rondando por las calles de la Antigua Guatemala.

Origen del nombre

Se desconoce su origen exacto, pero Adrián Recinos le atribuyó dos posibles raíces. Una de ellas proviene de un idioma maya no identificado, donde la palabra significa mujer desnuda.

El otro tiene su origen en el náhuatl Ciuanauac o Ciguanauac, que se traduce como amante.

Otros ligan el vocablo a la palabra k’iche’ Siguán, que quiere decir barranco o precipicio.

Leyenda

Cuenta la leyenda, que hace mucho, en las calles de la Antigua Guatemala, en plena medianoche, cabalgaba de retorno a su hogar, un joven que se hacia llamar Cecilio, pero de pronto, al cruzar el cementerio, sintió que alguien le hacia compañía.

Al voltearse, vio que era una preciosa mujer pero con unos dedos y uñas muy largas que solo tienen las brujas. El caballo relinchó, y el joven espantado, cerro los ojos y aceleró el paso de su caballo dejando caer su sombrero de paja. Cabalgó y cabalgó sin parar hasta llegar un barranco, donde la Siguanaba, lo llego a embarrancar.

También te puede interesar leer:

La leyenda del Sombrerón

COMENTARIOS