Legisladores aseguran que el PDH cometió "delito en flagrancia" al abandonar citación | Impacto!

Legisladores aseguran que el PDH cometió “delito en flagrancia” al abandonar citación

Legisladores aseguran que el PDH cometió “delito en flagrancia” al abandonar citación

Citación fallida

El titular de la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, abandonó una citación parlamentaria que buscaba destituirlo alegando falta de quorum mientras los diputados denunciaron que cometió "un delito en flagrancia".

La Comisión de Derechos Humanos del Congreso de Guatemala había citado para este martes al magistrado de conciencia para que pudiera presentar las pruebas de descargo de las acusaciones que le habían proferido, pero Rodas alegó que no le entregaron por escrito esas quejas.

La Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la República y del Procurador de los Derechos Humanos establece en su artículo 12 que el pleno debe evaluar la decisión de la comisión y de ser avalada con 105 votos a favor se hará cesar en sus funciones al Procurador y declarará vacante el cargo.

Rodas fue elegido como ombudsman por el Congreso en julio de 2017 para un periodo de cinco años y, desde entonces, ha sido un fiel defensor del papel de la desintegrada Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y del que era su jefe, el abogado colombiano Iván Velásquez.

Esta no es la primera vez que piden destituirlo y de hecho ha recibido varios ataques de diputados del bloque oficial y aliados al oficialismo, además del propio presidente Jimmy Morales, quienes cuestionan su actuar asegurando que no defiende los derechos humanos.

En el salón parlamentario de esta reunión, donde había grupos en contra del procurador mientras las personas a favor estaban en la calle gritando porque se les prohibió el acceso, los diputados leyeron un escrito en el que, entre otras quejas, estaba no haber denunciado “invasiones a la propiedad privada” y haber apoyado la manifestación de la “poderosa vulva”, que buscaba protestar por la violencia contra la mujer.

Posted by Impacto on Tuesday, October 29, 2019

También le achacaron no hacer nada por la muerte de tres soldados el pasado mes de septiembre en una supuesta emboscada del narcotráfico, haber presentado amparos para prohibir la expulsión del país del embajador de Suecia, Anders Kompass, o no haber actuado por el cierre de aulas por parte de estudiantes de la Universidad San Carlos, la única pública del país.

Rodas dijo que no se podía defender de esas acusaciones por no tener copias de las mismas y denunció que la Comisión parlamentaria no estaba respetando el “debido proceso”, un elemento fundamental de cualquier estudiante de derecho.

El diputado oficialista Juan Manuel Giordano, segundo secretario de la junta directiva del Congreso y miembro del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), le dijo al procurador que la petición de destitución en su contra, que él mismo presentó, no era personal ni política.

Y mientras hablaba del poder de las redes sociales, le dijo que él, como magistrado de conciencia, tendía que “apaciguar las aguas”.

Por su parte, el presidente del Congreso y aliado al oficialismo, Álvaro Arzú, justificó que se había prohibido la entrada a los manifestantes que estaban en la calle porque los otros llegaron temprano y acusó a los grupos de diferentes delitos, como a los estudiantes de tomar edificios, a los campesinos de invadir fincas y a una entidad que protesta contra la corrupción de agredir a los diputados.

Después de que se levantaran algunos diputados, el procurador, que se movía al ritmo de los gritos que lo apoyaban en la calle, dijo que se iba por “falta de quorum” y fue precisamente Arzú y el presidente de la comisión, el parlamentario Aníbal Rojas, los que le advirtieron que estaba “cometiendo una ilegalidad al retirarse”.

Mientras otro parlamentario, el conservador Fernando Linares Beltranena, le llamó “cobarde” y los grupos en su contra gritaban y coreaban, Arzú instó a la Comisión a tomar las medidas necesarias y a denunciarlo “penalmente” por cometer “un delito en flagrancia”.

Rojas aseguró que tomarán las “acciones que en ley corresponden” y la diputada Edna Soto, mujer de Roberto Kestler, en prisión preventiva, lo acusó de tener “problemas psiquiátricos”.

(c) Agencia EFE

También te puede interesar leer:

Diputados buscan destitución de Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas

COMENTARIOS