Las lesiones más frecuentes al practicar sexo | Impacto!

Las lesiones más frecuentes al practicar sexo

Las lesiones más frecuentes al practicar sexo

La mayoría de estas lesiones sólo sirven para aumentar la lista de anécdotas debido a que no son graves.

Uno de cada tres adultos confiesa haberse lesionado alguna vez.

Así lo refleja una encuesta del portal Meetville y lo corrobora el responsable de LELO, Alberto Gooding: “Hay estudios que demuestran que a veces nos dejamos llevar por la pasión y el deseo en nuestro afán de vivir un encuentro sin igual, y este torbellino de emociones e imaginación puede hacer que, al igual que los deportistas profesionales de alto nivel, acabemos lesionados”.

La mitad de las lesiones se producen practicando posturas en las que la mujer se sitúa encima del hombre, aunque también es frecuente que ocurran con la masturbación debido, generalmente, a que los hombres sobreestiman la fuerza de su propio pene.

A pesar de que la mayoría de las lesiones que podemos sufrir practicando sexo sólo sirven para aumentar la lista de anécdotas de nuestra vida sexual debido a que no son graves, es importante que tengamos en cuenta todos los potenciales peligros por los que podemos pasar. El sexo seguro es un concepto mucho más amplio de lo que estamos acostumbrados”, recuerdan desde LELO.

Las lesiones más frecuentes
Hematomas y golpes contra mobiliario o al caer desde la cama u otra superficie son las lesiones que más frecuentemente se dan en el sexo y suponen la mitad del total de accidentes sexuales. Les siguen también los raspones y quemaduras fruto de la fricción de nuestra piel desnuda contra tejidos como una alfombra o las mismas sábanas de la cama.

Menos frecuentes, pero también entre las más recurrentes se encuentran los tirones musculares, calambres y hasta esguinces o dislocaciones. Esto se debe a que subestimamos nuestra forma física y nos dejamos llevar por la pasión hacia posturas acrobáticas para las que nuestro cuerpo tal vez no esté preparado.

Zonas más afectadas en las mujeres
El tipo de lesión que sufren hombres y mujeres también suele variar y estas últimas acumulan la mayoría de sus lesiones en las lumbares, la cintura, las piernas y la zona vaginal. Uno de los músculos más castigados es el músculo piramidal, que se encuentra entre el sacro y la cabeza del fémur. Esta lesión se puede producir cuando tenemos las piernas abiertas durante mucho tiempo.

Respecto a las lesiones en la zona vaginal, sorprendentemente la postura del misionero es la culpable en 1 de cada 4 casos, ya que el hombre es quien tiene el control y puede realizar movimientos bruscos que, unidos a la falta de lubricación, pueden dar lugar a pequeños desgarros.

El foco de las lesiones masculinas
A diferencia de las mujeres, los hombres focalizan la práctica totalidad de las lesiones en la misma zona: los genitales. Al contrario que en el caso de los desgarros vaginales, las lesiones en el pene se son más habituales en posturas en las que la mujer se sitúa encima del hombre, llevando el control de los movimientos. Además, otra de les causantes principales de lesiones sexuales en hombres se producen a causa de la masturbación, ya que los hombres suelen sobreestimar la fuerza de su propio pene y, aunque parezca increíble, también se puede fracturar.

Tal vez le interese leer…

Se la llevó a la cama y terminó con el pene roto

COMENTARIOS