Las cuatro enfermedades de Transmisión Sexual más preocupantes | Impacto!

Las cuatro enfermedades de Transmisión Sexual más preocupantes

Las cuatro enfermedades de Transmisión Sexual más preocupantes

¿Crees que un condón te salva de cualquier enfermedad o infección de transmisión sexual? Pues no.

Infórmate y conoce cuáles son las enfermedades más alarmantes para los especialistas.

A veces, por falta de información o por miedo no recurres a un experto para platicar de la salud sexual o preguntar alguna duda que éste tema te genere; sin embargo no te imaginas lo bien que le harías no solo a tu cuerpo sino también a ti y a tus conocimientos, pues se crea un panorama más amplio de lo que es el tema de la sexualidad y todo lo que conlleva.

Existen cuatro enfermedades de transmisión sexual que se contagian, obviamente a través del sexo y aunque los nombres suenen raros, debes cuidarte e informarte, pues en ocasiones el condón no es un método para prevenir el contagio.

Estas cuatro enfermedades son tan graves, que han preocupado a los especialistas, expertos en el tema.

1. Neisseria meningitidis:

Esta ETS, puede ocasionar meningitis invasiva, infección altamente mortal del cerebro y las membranas protectoras de la médula espinal.

Cabe destacar que, ésta también puede transmitirse mediante el sexo oral; y uno de los métodos más eficaces para prevenirla es aplicarse dos vacunas que, combinadas, pueden ofrecer cierta protección.

2. Mycoplasma genitalium:

Afecta principalmente a jóvenes, adolescentes; precisamente por el hecho de comenzar una relación sexual sin información.

Es tan grave que no solo afecta la uretra, sino también el cuello uterino; provocando abortos espontáneos, muerte fetal, entre otras.

3. Shigella flexneri:

El contagio con esta ETS, es a través de las heces fecales; en su mayoría durante el sexo anal. Es muy similar a la disentería; ésta llega a ser tan molesta que causa calambres estomacales severos y brotes explosivos de diarrea llena de sangre y mucosidad.

4. Linfogranuloma venéreo (LGV):

La más discreta de todas, pues suele aparecer en forma de grano o ampolla; algo que se cree ‘común’ y por eso no se atiende a tiempo. Sin embargo, es tan peligrosa que puede incrementar el riesgo de contraer  VIH.

Tal vez te interese leer…

Nueva enfermedad sexual no muestra síntomas y se resiste a los antibióticos

COMENTARIOS