La gratitud, una poderosa herramienta para atraer felicidad | Impacto!

La gratitud, una poderosa herramienta para atraer felicidad

La gratitud, una poderosa herramienta para atraer felicidad

Está comprobado que agradecer trae grandes beneficios a nuestra salud.

Aunque pareciera que ser agradecido es fácil, no es tan sencillo asumir la gratitud como una actitud real frente a la vida. La gratitud exige disciplina, práctica y hacerlo realmente desde el fondo del corazón.

Robert A. Emmons, profesor de psicología en la Universidad de California y Robin Stern, directora asociada del Centro de Inteligencia Emocional de la Universidad de Yale, concluyeron que la gratitud está conectada con  la salud mental y la satisfacción con la vida, mucho más que el optimismo, la esperanza o la compasión.

La gente agradecida experimenta niveles más altos de emociones positivas como gozo, entusiasmo, amor, felicidad y optimismo y están protegidos de impulsos destructivos como la envida, el resentimiento, la codicia y la amargura. Además, puede convivir mejor con el estrés diario ya que posee mayor resiliencia frente a un trauma, se recupera mejor de las enfermedades y goza de una buena salud física.

El agradecimiento hace a los seres humanos conscientes de cosas que los demás han hecho por ellos, y esta consciencia sirve para mejorar las relaciones, motivar la colaboración social e influir en la evolución humana. Los especialistas afirmaron que la gratitud puede producir efectos positivos prolongados en la vida de las personas: puede bajar la presión arterial, mejora la función inmune y reduce el riesgo de depresión, ansiedad y abuso de sustancias.

Uno de los estudios concretos sobre los efectos positivos de la gratitud lo realizaron en el 2003 los sicólogos, Robert A. Emmons y Michael E. McCullough, de la Universidad de Miami. Les solicitaron a las personas que escribieran cada semana unas pocas frases sobre ciertos temas. Un grupo debía escribir sobre las cosas por las cuales estuvieran agradecidos durante la semana; el segundo grupo, sobre las cosas que les hubieran molestado, y el tercero, sobre hechos que les hubieran pasado sin ser negativos o positivos.

Después de 10 semanas, aquellos que escribieron sobre las cosas por las cuales estaban agradecidos estaban más optimistas y se sentían mejor con sus vidas. Además, habían hecho más ejercicio y habían visitado menos médicos que aquellos que se habían centrado en los hechos negativos.

Aunque pareciera que agradecer es fácil, no es tan sencillo asumir la gratitud como una actitud real frente a la vida. La gratitud exige disciplina, práctica y hacerlo realmente desde el fondo del corazón.

Tal vez te interese leer…

Dar a los demás, con amor

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: