La final Boca-River de la Libertadores, en manos del Tribunal de Disciplina de la Conmebol | Impacto!

La final Boca-River de la Libertadores, en manos del Tribunal de Disciplina de la Conmebol

La final Boca-River de la Libertadores, en manos del Tribunal de Disciplina de la Conmebol

Copa Libertadores

La presentación de Boca Juniors de nuevas pruebas ante el Tribunal de Disciplina de la Conmebol exigiendo la descalificación de River Plate por los incidentes de violencia del pasado sábado, puso nuevamente en duda la disputa de la vuelta de la empañada final de la Copa Libertadores 2018.

“Nosotros no aceptamos jugar ningún partido hasta que el Tribunal se expida”, ratificó tajante la noche del martes el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, advirtiendo que “no estoy conforme con que hayan puesto una fecha para jugar”.

Pero el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, le respondió desafiante: “Dejá de presentar carillas (folios) y vení a jugar”.

“Si el presidente de Boca me está mirando… Terminá con esto, dejá de presentar carillas (de protesta en la Conmebol), vení a jugar. Juguemos el partido, no inventemos, vos firmaste conmigo. Vos me diste tu palabra a mí y al presidente de la Conmebol (Alejandro Domínguez). Creo que vos tenés palabra y te están llevando a algo que no tenés que hacer”, dijo D’Onofrio en una rueda de prensa en Mar del Plata (sur).

La posición de Boca Juniors da un nuevo golpe de tuerca al anuncio que hizo horas antes el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, tras el cónclave con sus pares de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, y de Boca, en la sede de la Confederación Sudamericana en Luque, vecina de Asunción.

“El partido final se juega fuera de Argentina”, dijo el jefe de la Conmebol y fijando el 8 y 9 de diciembre, en horario por definir, las fechas de la disputa de la suspendida final por los ataques de ‘barrabravas’ de River al autobús de Boca cuando se desplazaba al estadio Monumental para la disputa del juego el pasado sábado.

“Nosotros estamos apegados a derecho. El Tribunal debe tomarse el tiempo que necesite para constatar todas las pruebas que presentó Boca y dar una sanción para que los violentos sepan que no pueden estar más en el fútbol”, agregó Angelici.

En River Plate el ánimo de acoger la final en el Monumental aún se mantiene pese a la decisión de la Conmebol de sacarle el partido y mudarlo a una ciudad por definir.

“Si podemos hacer un G-20 (la cumbre de los principales líderes mundiales el próximo viernes y sábado en Buenos Aires), cómo no vamos a poder hacer un partido, y para demostrarle al mundo que lo que ocurrió el sábado es algo que podemos solucionar”, dijo D’Onofrio.

El mandamás ‘millonario’ aseguró, además, que un allegado al presidente de Argentina, Mauricio Macri, le comunicó la intención del jefe de Estado de ofrecerle toda la seguridad para que el partido se juegue en el Monumental.

“El presidente quiere y pretende que el partido se juegue en la cancha de River (…) Son temas muy importantes”, agregó.

El ataque con piedras y palos dejó a varios jugadores ‘xeneizes’ afectados, entre ellos el capitán Pablo Pérez, herido en su ojo izquierdo.

Barrabravas del fútbol argentino, trama de poder y violencia sin fin

COMENTARIOS