Kevin Cordón se despide de Tokyo y gana el cariño de miles | Impacto!

Kevin Cordón se despide de Tokyo y gana el cariño de miles

Kevin Cordón se despide de Tokyo y gana el cariño de miles

#Tokyo2021

En la última jornada del bádminton en Juegos Olímpicos, con sede en el Musashino Forest Sport Plaza, la medalla de bronce se escapó como agua entre las manos. El último rival hasta el podio fue Anthony Ginting, de Indonesia, quien ganó con parciales de 21-11 y 21-13.

Con la mirada empañada y la tristeza a cuestas. Kevin aseguró: “aunque haya perdido, todavía no me la creo que haya estado en semifinales y peleando por una medalla”. Y continuó: “De las cosas tristes y cosas buenas, me voy a quedar con eso. Como deportista lógicamente perdí esa posibilidad de una medallas, y como persona gené mucho”, recapacitó el héroe zacapaneco.

El balance rápido es: “Me llevo buenas sensaciones. Cuando las cosas se hacen a conciencia y de corazón; independientemente si es en la cancha o fuera de ella, las cosas buenas siempre van a dar buenos resultados. Esa es la gran ganacia que me llevo de estos Juegos Olímpicos”. “Qué bonito haber vivido esta experiencia y haber sentido el apoyo de Guatemala”. Es digna de admirar su templanza y actitud. Su carisma y humildad son intocables.

El recuento de Tokyo

Su primera victoria en la fase de grupos fue sobre el mexicano Lino Muñoz por 21-14 y 21-12; siguió el triunfo explosivo sobre el favorito del grupo C, Angus Ka Long por 22-20 y 21-13, con lo que avanzó a octavos de final.

En la ronda de los mejores 16 superó en intenso duelo al holandés Mark Caljouw por 21-17, 3-21 y 21-19; en la ronda de cuartos le ganó al coreano Kwanghee Heo con parciales de 21-13 y 21-18. Mientras que en semis cayó contra el danés Viktor Axelsen (nuevo campeón olímpico) por 18-21 y 11-21.

Los de Tokyo fueron los cuartos Juegos Olímpicos de Kevin Cordón, tras las citas de Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016. De Tokyo se irá como el cuarto mejor jugador de estos juegos de verano, y como el más constante, aguerrido, puro de corazón, humilde y excepcional ser humano, con cuya sencillez se ganó el cariño de Japón, Latinoamérica y el mundo…

COMENTARIOS