Indignación en Colombia por amenazas a un médico tras la muerte de una paciente con Covid-19 | Impacto!

Indignación en Colombia por amenazas a un médico tras la muerte de una paciente con Covid-19

Indignación en Colombia por amenazas a un médico tras la muerte de una paciente con Covid-19

Coronavirus

Con la voz quebrada, frente a la puerta de su casa, Buelvas sostiene una corona fúnebre que le dejaron como anunciando una sentencia de muerte. 

Julián Buelvas Díaz, especialista en medicina interna y cuidados intensivos de la Clínica Adela de Char, denunció que le llegaron flores fúnebres a su apartamento en  la ciudad de Barranquilla. El episodio causó indignación y fue rechazado por sus colegas.

“Me acusan de haber dejado morir a una señora en pandemia en la Unidad de Cuidados Intensivos. Nosotros, es imposible que dejemos morir a alguien, nosotros fuimos formados para salvar gente”, denunció entre sollozos el galeno, quien pidió “ayuda y auxilio al Gobierno” no solo para él, sino también para sus colegas de la clínica y todos los médicos de Colombia.

Pero esta no fue la única advertencia que recibió. En la Clínica Adela de Char, de Soledad, en la ciudad de Barranquilla, le dejaron una nota fúnebre en la que le dan 24 horas de plazo para que renuncie y lo amenazan con “meterle una bala en la cabeza”, “pasarle un buen cuchillo por el cuello” o, incluso, con asesinar a los miembros de su familia.

“¿Por Dios, hasta cuándo? Si salimos todos los días a trabajar y en muchas ocasiones no tenemos ni siquiera las condiciones y, a pesar de eso, nos enfrentamos a esta pandemia”, dijo Buelvas en un video en el que denunció su situación y del que hicieron eco varios de sus colegas en la capital del Atlántico, en el norte de Colombia, una de las ciudades más azotadas por el Covid-19.

Profesionales de la salud protestaron por discriminación y amenazas

Julián Buelvas es, quizás ahora mismo, el rostro más visible de la discriminación hacia los profesionales que hacen frente a la pandemia en Colombia, pero no el único. Y así, estos actos se reproducen en todo el territorio, aunque también las acciones para contrarrestarlos. En la ciudad fronteriza de Cúcuta, un grupo de taxistas se ofreció a llevar gratis al personal médico que ha sido censurado en los medios de transporte público.

Sin explicarse cómo algunos se dejan vencer por el miedo y la paranoia, los médicos y enfermeras de distintos hospitales y clínicas de Barranquilla salieron este 9 de junio a manifestarse con pañuelos blancos para exigir respeto a su trabajo y garantías de seguridad. La noche de este martes también fue convocado un cacerolazo frente al Hospital Universitario San Ignacio en la ciudad de Bogotá para pedir el fin de la discriminación.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, también se refirió a las amenazas y manifestó que “no tienen ninguna presentación y es absolutamente intolerable una actitud de esa naturaleza”.

La Fiscalía General anunció investigaciones contra los instigadores

El ente fiscal designó a un grupo de investigadores para la recopilación de pruebas que permitan identificar a los autores de las amenazas contra el médico Buelvas. Pero, en Colombia, la justicia no es precisamente rápida en llegar.

Pese a que, desde que comenzó la pandemia en Colombia, numerosos trabajadores de la salud han sido hostigados e incluso amenazados por personas que creen que pueden contagiarlos con el virus, nunca las amenazas habían llegado tan lejos como en el caso del doctor Buelvas.

En la clínica La Asunción, en donde también trabaja Buelvas, sin embargo, decidieron acoger al doctor, quien esta mañana fue recibido con una calle de honor por sus compañeros, quienes lo animaron a “seguir adelante en la tarea de salvar vidas”.

Con EFE

 

COMENTARIOS