Guatemala afronta una pobreza multidimensional del 61 por ciento | Impacto!

Guatemala afronta una pobreza multidimensional del 61 por ciento

Guatemala afronta una pobreza multidimensional del 61 por ciento

La intensidad de la pobreza multidimensional en ambos sitios, rural y urbano, es similar: va de un 44 por ciento a un 50,8 por ciento, respectivamente.

El Índice de Pobreza Multidimensional de Guatemala presentado este martes en el Palacio Nacional de la Cultura (despacho de Gobierno) aseguró que un 61 por ciento de los guatemaltecos son pobres en distintas dimensiones, según un estudio elaborado por la Universidad de Oxford, Estados Unidos.

A nivel rural, el estudio, que también fue apoyado por la Unión Europea, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Gobierno de Guatemala, la pobreza alcanza a un 82 por ciento de la población, mientras que en zona urbanas llega al 40 por ciento.

Sin embargo, la intensidad de la pobreza multidimensional en ambos sitios, rural y urbano, es similar: va de un 44 por ciento a un 50,8 por ciento, respectivamente.

Mientras la tasa de incidencia de la pobreza en indígenas es del 80 por ciento a nivel nacional, en no indígenas es del 50,1 por ciento, según el Índice de Pobreza Multidimensional.

Además, la zona más pobre del país es la norte, lo que “significa que ahí tienen más de cinco dimensiones de pobreza o carencias”, a decir del cofundador de la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de la Universidad de Oxford, John Hammock.

Conocer estos datos “ayuda a organizar por región y necesidad los recursos del Gobierno y focalizar los programas por tipo de población”, subrayó el investigador.

El índice no quiere decir que “hayamos descubierto la pólvora”, ironizó Hammock, pero sí sirve para “utilizar las cifras reales, saber cuán pobre es el pobre y si lo es por cinco, siete y ocho dimensiones y en qué medida le afectan”.

Se trata de un “lente de alta resolución desde el que se puede ver a nivel nacional y, al mismo tiempo, a nivel del hogar”, pues “da la información para saber quién y por qué es pobre y de qué”, subrayó.

Estos datos son “esenciales”, pues “todos los estudios del mundo muestran que la pobreza monetaria no es un buen ‘proxi’ para la pobreza”, pues “la realidad de los pobres es multidimensional; la gente es pobre por salud, por vivienda, porque no tienen agua y demás razones”, pronunció Hammock.

El presidente guatemalteco, Jimmy Morales, agradeció el trabajo de la Universidad de Oxford y del Ministerio de Desarrollo Social en la realización del Índice y enfatizó que el estudio era “una política pública que pretendamos que trascienda a otros gobiernos y se convierta así en políticas de Estado”.

Morales aclaró que el índice fue elaborado con datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de 2014, pero mencionó que “ya vendrán las mediciones para saber cómo estamos en 2019 y saber si progresamos, si avanzamos y si las políticas que planteamos (durante su mandato, de 2016 a 2020), fueron las correctas”.

Narró que él mismo nació en un contexto de “extrema pobreza”, ya que de pequeño “llegué a sentarme en una letrina cuya puerta era una cortina; no habían drenajes” y aseguró que su madre, viuda y con tres hijos menores, “siempre dijo que teníamos que salir adelante y nunca tuvo que acogerse a un programa social, con una cultura de trabajo de lunes a domingo, de 6 de la mañana a 9 de la noche”.

Ella fue quien impulsó al mandatario a “estudiar y salir adelante”, junto con su hermano, Samuel Everardo -conocido como Sammy-, con quien montó su programa de comedia en los canales nacionales.

Por su parte, el embajador de la Unión Europea en Guatemala, Stefano Gatto, aseguró que el estudio fue una apuesta “inusual” a la cooperación que suele hacer la entidad que representa, que prefiere invertir en “acciones palpables”.

Sin embargo, el índice significó “financiar la implementación y adaptación esta metodología al caso concreto de Guatemala”, con el fin de “conseguir instrumentos que permitan concretar en evidencias las políticas públicas”.

Además, sostuvo que la pobreza “es algo sobre lo que se puede tener opiniones poco informadas, poco intuitivas o aplicar su propia idea que no siempre es exacta”, como pensar que “una persona con empleo está mejor que otra sin empleo”.

Sin embargo, “hay otras dimensiones de la pobreza y lo fascinante del estudio, cuando lo llegué a conocer, es que abre una perspectiva muy amplia sobre pobreza rural, urbana y sus características visibles”.

En el caso de Guatemala, “es evidente que queda mucho por hacer”, concluyó.

Finalmente, Hammock invitó al futuro Gobierno de Guatemala, que presidirá Alejandro Giammattei a partir del próximo 14 de enero, a realizar un nuevo estudio “para saber si se movió la aguja (indicador)” y corroborar si fue aplicado bien determinado programa.

Pero, lamentó que el Instituto Nacional de Estadística “carezca aún de presupuesto en este momento para hacer el nuevo estudio”, que es “lo más fácil, pero lo más importante es saber cómo mover esa aguja para que la gente pobre de Guatemala tenga soluciones focalizadas”.

EFE

COMENTARIOS