Fútbol con distancia, el paliativo de los argentinos durante la cuarentena | Impacto!

Fútbol con distancia, el paliativo de los argentinos durante la cuarentena

Fútbol con distancia, el paliativo de los argentinos durante la cuarentena

El distanciamiento social, preventivo y obligatorio implementado por el Gobierno argentino el 20 de marzo para combatir el contagio del coronavirus hizo que en algunas provincias y ciudades proliferara el 'metegol (futbolín) humano', un partido de fútbol sala con distanciamiento físico.

Gustavo Ciuffo, dueño de establecimientos de fútbol sala en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe y uno de los impulsores de esta modalidad, explicó en una entrevista con Efe cómo surgió el “metegol humano”, una actividad “inspirada” en entrenamientos de Marcelo Bielsa y Louis Van Gaal que también suele usarse en la categorías formativas.

-Pregunta: ¿Cómo afectó la pandemia y la cuarentena a las canchas de fútbol sala?

-Respuesta: Nuestro rubro, las canchas de fútbol, fue uno de los primeros en cerrar y uno de los más complicados para abrir. Habíamos intentado hacer fútbol tenis, pero no era rentable porque se juega de a cuatro o de a dos, en el peor de los casos. Para sostener a los empleados en uno de los complejos nos armamos un lavadero de autos para no tener que despedir a nadie.

-P: ¿Cómo surgió la idea del fútbol con distanciamiento físico?

-R: Soy profesor de educación física y pensé qué podía armar con lo que me permite el decreto. Empecé a pensar, a inspirarme un poco en los entrenamientos de Marcelo Bielsa, que dividía en rectángulos, o en (Louis) Van Gaal, en algún momento, para hacer fútbol reducido.

Fue difícil convencer a la gente. Los primeros diez que vinieron a hacer el simulacro no entendían a qué venían. Las reglas las creé yo. Hice una filmación para que el Municipio (de Pergamino) entendiera, los políticos están con la cabeza en tantas cosas que no le iban a dar tanta bola (atención) si solo lo presentaba por escrito.

-P: ¿Se replicó en otros lugares?

-R: Otras ciudades ya están trabajando con esta modalidad. Rosario (Santa Fe) fue la primera, en Tucumán ya empezó y ya está cerca Mendoza. También muchas ciudades de la provincia de Buenos Aires.

-P: ¿Cómo se juega? ¿Cuáles son las reglas?

-R: Hay dos equipos de cinco jugadores cómo máximo, o estaríamos fuera del decreto. Es una cancha de 12 rectángulos. Cada jugador va a un rectángulo. Los rectángulos tienen 90 metros a lo ancho y les cruzamos una línea que los divide en dos de 45. Las formaciones son varias. Por ejemplo, un arquero, un defensor, dos medios y un delantero. El defensor ocupa los dos rectángulos de la última línea.

El objetivo es pasar la pelota de línea a línea para convertir goles sin que el equipo contrario intercepte el balón prohibiendo la salida del rectángulo, la pisada de la línea y obviamente el juego con la mano. Cuando la pelota está afuera se pueden cambiar de rectángulo

-P: ¿Qué tan intensos son los partidos?

-R: Es un juego dinámico si lo jugás a uno o dos toques. La tenés que mover, no es fácil. Si te demorás tres o cuatro toques se hace más lento. Vi jugar equipos a dos toques y se hace muy dinámico. Creo que el principal mérito que tiene esto es haber encontrado una actividad dentro de un montón de restricciones que teníamos. Encontramos algo para que el argentino sociabilice después de mucho tiempo con su grupo de amigos. Para la salud mental eso es básico.

La actividad física, sociabilizar y una buena alimentación son la mejor vacuna para el Covid. Estoy convencido.

-P: ¿Cómo surgió el nombre?

-R: El nombre en sí, ‘metegol humano’, es un nombre que en Argentina se usa mucho en actividades recreativas en colegios primarios. Hay juegos que se llaman metegol humano. Hay juegos inflables que se alquilan que se llaman metegol humano. Le puse ese nombre porque es fácil entender el concepto. Te da la sensación de que vas a jugar quieto pero no tanto. Restringido en el rectángulo.

-P: ¿Creé que es una modalidad de fútbol que se mantenga cuando se permitan los partidos convencionales?

-R: Sinceramente creo que cuando vuelva el fútbol convencional la cantidad que juegue al ‘metegol humano’ va a ser mínima. A lo mejor de diez partidos, uno. El metegol humano tiene cuestiones muy productivas para la coordinación, para el aprendizaje de divisiones menores, formativas. También lo pienso para gente con problemas de movilidad.

-P: ¿Hay alguna otra cuestión relacionada con el ‘metegol humano’ que usted considere relevante?

R: Lo que resalto es que con esto buscamos bajar un mensaje principalmente de que, en el peor de los escenarios, hay que tratar de ver el vaso medio lleno. Nos tocó hacerlo a través del deporte, de mi comercio y del fútbol.

Yo creo que el deporte, la actividad física, es tan importante como el lavado de manos, el uso del barbijo y el distanciamiento. Esta es una actividad de distanciamiento físico, no social. Ayudamos a que la gente, después de 100 días, vuelva a algo que era cotidiano.

COMENTARIOS