"Enredo" coloca a esposo de Fiscal General como jefe de una fiscalía | Impacto!

“Enredo” coloca a esposo de Fiscal General como jefe de una fiscalía

“Enredo” coloca a esposo de Fiscal General como jefe de una fiscalía

Después de revocar los nombramientos de los jefes de las fiscalías contra la Corrupción y Delitos Económicos, quien asumirá de manera interina será el esposo de la Fiscal.

Uno de los nombramientos que ha puesto en el ojo del huracán a la Fiscal General, Consuelo Porras, es el nombramiento de su esposo Gilberto de Jesús Porres, como jefe interino de la Fiscalía contra la Corrupción.

Esto luego que la jefa del Ministerio Público -MP- revocar los nombramientos, debido a que no se pudo concluir la evaluación de tres meses que se tenía programada al asumir Porras para los trabajadores del ente investigador.

Esposo de Fiscal General trabaja en el Ministerio Público desde hace 10 años.

De acuerdo con Stuardo Campo, jefe de la Fiscalía Regional Metropolitana, “son decisiones que, no es la primera ni la última vez, se hacen para el resguardo del debido proceso administrativo”, enfatizó.

Lo qué pasó.

María del Rosario Yela García fue nombrada por la anterior administración como jefa de la Fiscalía contra la Corrupción y el puesto lo ocupó desde el 13 de abril de 2018. A partir de esa fecha, el proceso de evaluación de tres meses inició. Sin embargo, no se concluyó porque quienes debían realizar la valoración de su trabajo no lo hicieron por un enredo en las fechas en que estuvieron a cargo.

De esa cuenta, la oficina de Recursos Humanos del MP pasó el expediente a María Consuelo Porras y el 12 de julio se notificó las revocatorias de los ascensos.

Gilberto Porres era el fiscal adjunto por lo tanto al ser revocado el nombramiento de la jefa titular, el debía asumir el cargo interinamente.

Quienes debían evaluar eran Stuardo Campo y Juan Francisco Sandoval. Campo fue nombrado jefe de la Fiscalía Regional desde octubre de 2017 y Sandoval fue promovido a ese mismo cargo en mayo de 2018.

Campo explicó: “En el primer mes estuve al frente de las Fiscalías de Sección por 27 días. En ese momento no se me trasladó el formulario de evaluación y tengo conocimiento de que la hizo el licenciado Juan Francisco Sandoval”.

En el segundo mes, Sandoval renunció al ascenso y volvió al puesto de jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI). Por ello, Campo retomó la jefatura de las Fiscalías de Sección y Municipales del área metropolitana: “Ante la renuncia, asumí de nuevo la calidad de jefe de Sección, pero no tuve la oportunidad de evaluar el trabajo de María del Rosario Yela y ante estas dificultades se adoptó la decisión de revocar el puesto”.

Campo también confirmó que quien asumió de manera interina el cargo de fiscal anticorrupción fue Gilberto de Jesús Porres, por ser el fiscal adjunto. Porres tiene diez años de laborar en el MP y es jefe adjunto de la Fiscalía contra la Corrupción desde diciembre de 2016.

En relación con la revocatoria del jefe de la Fiscalía de Delitos Económicos, Melvin Noé Silvestre, Stuardo Campo dijo que ocurrió la misma situación que con Yela: “No se le pudo evaluar”. Sin embargo, Silvestre seguirá estando a cargo, pues antes de su ascenso era el fiscal adjunto.

Conflicto de interés

Javier Monterroso, exasesor del MP, consideró que el caso es un “error administrativo muy grave” de parte de la actual administración, la anterior y del Congreso en la aprobación de las reformas a la Ley del MP.

Respecto a que el esposo de la Fiscal General asuma la jefatura de manera interina, dijo que debería de pedir una licencia. “Entiendo que tiene una carrera en el MP, pero él no puedo ocupar un puesto de jefe, sería inusual”.

“Entre las funciones de la Fiscal General está supervisar a los fiscales. ¿Cómo lo hará con su esposo? Podría haber un conflicto de interés” remarcó Monterroso. El MP deberá hacer una nueva convocatoria para el nombramiento de los jefes de las fiscalías Anticorrupción y Delitos Económicos.

COMENTARIOS