En metro de Viena, desodorantes gratis para combatir malos olores | Impacto!

En metro de Viena, desodorantes gratis para combatir malos olores

En metro de Viena, desodorantes gratis para combatir malos olores

Europa afronta una inusual ola de calor y la enfrenta con medidas también inusuales.

Los desodorantes no fueron repartidos por todo el metro, sino en la línea que tiene más problemas de ventilación.

Aunque el mal olor corporal está lejos de ser un problema de salud pública, sí lo está de ser un problema de convivencia, más en sistemas de transporte masivo como el metro de Viena, usado por millones de personas incluso en los calurosos días del verano por el que pasa actualmente Europa.

Por eso, la empresa de transportes Wiener Linien, de la capital de Austria, ha repartido de forma gratuita 14.000 desodorantes desde el 16 de julio y prohibirá el consumo de ciertos alimentos desde septiembre.

Con esta última medida –que ya sucede en otras ciudades, como Berlín– están de acuerdo el 77 por ciento de los pasajeros, según una encuesta realizada por una emisora pública. La prohibición cobijaría específicamente la pizza, los kebabs y los fideos asiáticos.

Los desodorantes no fueron repartidos por todo el metro, sino en una línea en particular, la que tiene más problemas de ventilación, informó el diario ‘El País’, el cual cita a Daniel Amman, portavoz de la compañía de transporte al decir que la decisión “no quiere decir que los pasajeros vieneses huelan peor que los de otros sitios”.

Este verano europeo es inusual, en el sentido de que ha registrado el mayor calor en el norte y centro del continente, así como en Reino Unido e Irlanda.

Mientras en Viena puede subir hasta 35 grados (y la compañía ha tomado medidas para bajar la temperatura en vagones sin aire acondicionado), en Italia los termómetros se acercan a los 40 grados, en gran parte de Portugal se ha decretado la alerta roja y España vive su primera ola de calor del verano.

Y es que el calor este año afecta a zonas de Europa que habitualmente no sufren temperaturas tan altas; así, en Austria los termómetros superan los 30 grados, aunque no se espera que se bata el récord de 40,5 grados alcanzado en 2013.

Ante el calor en el país alpino se han aplicado otras medidas curiosas, como “las vacaciones” que este martes disfrutaron los caballos que tiran de los Fiaker (carrozas turísticas) en Salzburgo, donde al igual que en Viena existe una normativa que establece que estos animales no pueden trabajar con más de 35 grados, marca que se espera alcanzar en los próximos días.

En Alemania, hay gran preocupación por las posibles consecuencias de la extrema sequía y la ola de calor para la agricultura, junto a un mayor peligro de incendios forestales.

Suiza, que ha vivido el sexto mes de julio más caluroso desde que existen datos de medición en 1864 y con escasas precipitaciones, sufre una ola de calor que comenzó el lunes y durará al menos hasta el domingo, con temperaturas en algunas zonas de hasta 36 grados y niveles de alerta máximos.

Los suizos han decidido proteger a sus animales: en el cantón del Vaud helicópteros militares transportan agua a las montañas para unas 20.000 vacas y la Policía de Zúrich ha ideado una solución para sus perros, les han puesto unos “zapatos” para no quemarse en el ardiente asfalto.

Tal vez le interese leer…

Debido al intenso calor, Ministerio de Salud recomienda esto

COMENTARIOS