Ellas son las 5 mujeres más poderosas del fútbol | Impacto!

Ellas son las 5 mujeres más poderosas del fútbol

Ellas son las 5 mujeres más poderosas del fútbol

La revista estadounidense Forbes publicó la lista de las mujeres más poderosas del deporte mundial en 2018.

Codo a codo con ellos y no en los estadios ni las canchas, sino en los despachos.

Tras décadas de trabajar por conseguir mayor participación en el ámbito futbolístico, las mujeres también han conquistado posiciones importantes en las organizaciones del balompié más poderosas del mundo.

La revista estadounidense Forbes publicó en marzo la lista de las mujeres más poderosas del deporte mundial en 2018, encabezada por tres mujeres que lideran instituciones tradicionalmente lideradas por hombres: la FIFA y la UEFA.

La primera posición la ocupa Fatma Samba Diouf Samoura.
Con 54 años, Samoura conquistó una de las principales posiciones dentro de la organización que gobierna el fútbol mundial. En 2016, se convirtió en la primera mujer secretaria general de la FIFA, es decir, tras el presidente Gianni Infantino, ella es la número dos de la FIFA.

Fatma Samba Diouf Samoura.

Antes de llegar al mundo del balompié, esta senegalesa trabajó con Naciones Unidas en zonas de guerra. “Mi experiencia me permite inyectarle más diversidad a la FIFA para hacer de ella una institución más sostenible“. “He cubierto casi todas las situaciones de emergencia en el mundo, incluyendo Afganistán, Liberia, Sierra Leona, Timor Oriental, Kosovo y Nigeria“, le dijo a la BBC en julio de 2016, un mes después de su designación.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, elogió su “habilidad probada para construir y liderar equipos y mejorar la forma en que las organizaciones funcionan“.

En la segunda posición de la lista Forbes se encuentra Lydia Nsekera.
En 2013, se produjo una elección histórica en el Congreso de la FIFA: Lydia Nsekera se convertía en la primera mujer en ser elegida, por un periodo de cuatro años, miembro de su poderoso Comité Ejecutivo. Era la primera vez que sucedía en los 109 años de historia del máximo órgano decisorio de la FIFA. La economista originaria de Burundi había recibido 95 de los 203 votos.

Lydia Nsekera.

Los otros votos fueron para Moya Dodd, de Australia, y Sonia Bien-Aime, de las Islas Turcas y Caicos, quienes quedaron en calidad de invitadas del comité por un periodo de un año. “Presionaré para que se elijan más mujeres y les pediré a los padres que permitan que sus hijas jueguen fútbol“. Fue un año en el que la FIFA se había dado cuenta de la necesidad de tener más mujeres en posiciones de toma de decisiones.

Nsekera fue presidente de la Asociación de Fútbol de Burundi entre 2004 y 2013, y desde 2009 ha sido integrante del Comité Olímpico Internacional, donde ha jugado un rol clave para fomentar el fútbol olímpico.

Estoy muy feliz de ser la primera mujer elegida. Es importante para África, es importante para Burundi, es importante para las mujeres“, le dijo Nsekera a la BBC tras resultar ganadora. “En el comité ejecutivo, trabajamos en equipo, pero personalmente seguiré trabajando para tener más mujeres como entrenadoras del fútbol de las bases“.

En la tercera posición de la lista Forbes se encuentra Florence Hardouin
Desde 2016, ha sido miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Europea de Fútbol, UEFA. Hardouin fue esgrimista desde 1989 hasta 1996, periodo en el cual conquistó tres torneos mundiales de esa disciplina.

Florence Hardouin.

Comenzó su carrera profesional en el ministerio de Deportes y Juventud de Francia en 1991, y trabajó para diferentes empresas como Bouygues, el grupo Canal + y SFR antes de unirse a la Federación Francesa de Fútbol (FFF) en 2008.

Hardouin se unió al organismo rector del fútbol galo primero como responsable del marketing y desarrollo comercial, y posteriormente como vicepresidenta ejecutiva en 2011. Actualmente es su directora general.

En la quinta posición está Marina Granovskaia.
Directora del Chelsea, club de la Liga Premier de Inglaterra. Granovskaia nació en Rusia y tiene doble nacionalidad rusa y canadiense.
Se graduó en 1997 en la Universidad Estatal de Moscú con honores y el mismo año comenzó su carrera en Sibneft, la compañía petrolera que anteriormente pertenecía a Roman Abramovich“, indica el Chelsea en su página web.

Marina Granovskaia.

El club señala que, desde hace 18 años, ha trabajado estrechamente con Abramovich (dueño del equipo) en calidad de una de sus asesoras principales, “cuidando sus diversos activos e intereses“. “Se mudó de la capital rusa a Londres poco después de la adquisición de Chelsea Football Club en 2003 y desde 2010 ha actuado como representante del propietario en el club y en apoyo de la junta directiva“.

Ha formado parte del Consejo del Chelsea así como también de la junta directiva del club desde junio de 2013 y “es principalmente responsable de las transacciones de los jugadores“.

La séptima posición de la lista Forbes la ocupa Moya Dodd.
Su nombre es sinónimo de fútbol femenino, y es que la australiana jugó en la primera Copa del Mundo de Mujeres que se celebró en 1988 y representó a su país durante nueve años.

Moya Dodd.

Cuando en 2013 Dodd competía con Nsekera por un lugar en el Comité Ejecutivo de FIFA le dijo a la BBC: “¿Pueden imaginarse una familia o una sociedad o un lugar de trabajo sin mujeres? Sería mucho más pobre. El fútbol es lo mismo“.

Espero poder contribuir no sólo con el fútbol femenino sino con las mujeres en el fútbol“, señaló la abogada. E hizo un llamado para que hubiese más directoras técnicas en equipos de las primeras divisiones de hombres. “¿Qué es un buen entrenador? Es alguien que es un buen maestro, bueno en el manejo de personas, un buen táctico y un buen líder“, dijo Dodd. “Las mujeres han mostrado ser buenas en todas esas cosas. Entonces ¿por qué no serían buenas como entrenadoras?“.

Tras conocerse la votación, Dodd calificó el resultado como “un día histórico para el fútbol y un gran día para las mujeres” y prometió luchar “contra la manipulación de partidos y la discriminación“.

Actualmente es miembro del Comité Ejecutivo de la Confederación Asiática de Fútbol. “Este es un deporte amado por todos, y nadie debe ser excluido. No sólo debemos protegerlo, sino también luchar con todo tipo de discriminación“.

Aunque María Sol Muñoz Altamirano no está en la lista Forbes de las mujeres más poderosas del fútbol, esta ecuatoriana se convirtió en la primera mujer en representar la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) en el Consejo de la FIFA.

Maria Sol Muñoz Altamirano.

Se trata de “un órgano no ejecutivo, supervisor y estratégico que marca la visión de la FIFA y el fútbol mundial“, señala la FIFA. Desde 2016 ocupa un lugar en ese organismo, cuya gran mayoría está formada por hombres.

El Consejo de la FIFA está integrado por 37 miembros: el presidente Infantino, ocho vicepresidentes y otros 28 miembros elegidos por las federaciones miembro. Además de Muñoz, en ese órgano hay otras cuatro mujeres: Mahfuza Akhter(Bangladesh), Lydia Nsekera (Burundi), Sonia Bien-Aime (Islas Turcas y Caicos) y Evelina Christillin (Italia).

Durante tres años, Muñoz, quien es doctora en Derecho, fue la directora de Relaciones Públicas del Club Deportivo Universidad Católica de Quito. En una entrevista concedida en 2016 al periódico ecuatoriano El Comercio, la abogada contó que su pasión por el fútbol comenzó con el álbum de fotos de jugadores del Mundial de México 86. “Con mi primo decidimos llenar el álbum con los cromos de los jugadores de cada selección. Ahí nació mi contacto con el fútbol“. Después vendrían las visitas al estadio hasta convertirse en seguidora del club quiteño para el cual trabajaría.

Y ahora forma parte de la estrategia de la FIFA por conseguir más equidad de género no sólo dentro de la organización sino en el fútbol mundial.

Tal vez te interese leer…

Las mujeres que usaron barbas falsas para entrar a partido de fútbol

COMENTARIOS