El riesgo de las lluvias en Centroamérica | Impacto!

El riesgo de las lluvias en Centroamérica

El riesgo de las lluvias en Centroamérica

Guatemala no es la excepción

Entre 2012 y 2016, los fallecidos por lluvias en el Triángulo Norte de Centroamérica suman al menos medio millar.

La temporada de lluvias en el norte de Centroamérica, que inicia en abril y se extiende hasta noviembre, cada año provoca inundaciones por la crecida de ríos, deslaves, derrumbes en carreteras y otros daños, inclusive dejando muertes a su paso.

En lo que va de 2017, los aguaceros han dejado 15 muertos en Guatemala, cuatro en El Salvador y seis en Honduras, según los organismos de protección civil. Entre 2012 y 2016, los fallecidos por lluvias en el Triángulo Norte de Centroamérica suman al menos medio millar.

Este año hay miles de afectados en los tres países debido al cierre de carreteras por derrumbes, inundaciones y la suspensión de energía eléctrica y otros servicios básicos, mientras el peligro crece porque el agua ha saturado los suelos.

Las constantes precipitaciones provocaron el martes pasado un gigantesco deslave en el poblado indígena de San Pedro Soloma, en el oeste guatemalteco cerca de la frontera con México, que dejó 12 muertos.

La saturación de suelos por lluvia, es la causa de deslaves como el ocurrido en San Pedro Soloma, Huehuetenango.

El deslave hizo recordar la tragedia del 1 de octubre de 2015, cuando murieron 280 personas tras el desplome de un cerro que sepultó la aldea El Cambray II, al este de Ciudad de Guatemala.

Centroamérica y varios países latinoamericanos integran la lista de zonas vulnerables al cambio climático, sobre todo por la intensificación de las lluvias y la prolongación de las sequías, de acuerdo con organismos internacionales.

“La población tiene que estar consciente de que vivimos en un país con vulnerabilidades, siempre debemos estar prestos a enfrentar situaciones generadas por terremotos, inundaciones y otros fenómenos naturales”, declaró Jorge Meléndez, director de Protección Civil de El Salvador.

Sergio Cabañas, jefe de la protección civil de Guatemala, agregó que la contaminación y deforestación han mermado las barreras naturales frente a los desastres.

“Tenemos poca cultura de reducción de desastres, ya que tiramos la basura por todos lados, lo que tapa los tragantes y los ríos, que es parte de la causa de que nos inundemos”, puntualizó el funcionario.

Quince fallecidos y 94 mil personas afectadas por las lluvias

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: