El grave error de humanizar a tu mascota | Impacto!

El grave error de humanizar a tu mascota

El grave error de humanizar a tu mascota

Puedes consentirla todo lo que quieras, pero no debes llegar a este extremo.

Si tienes una mascota en casa, lo ideal es que la tengas gozando salud física, mental y de poder comportarse y expresarse naturalmente, además que viva en un ambiente que cubra sus necesidades básicas “como animal”.

Al parecer, hoy en día los humanos estamos olvidando que ellos son animales y les estamos transfiriendo sentimientos propios que se dan hacia una persona o familiar. Este comportamiento se ha hecho frecuente en personas que viven solas, que han perdido a un ser querido, o papás que se han quedado solos cuando sus hijos se van o se casan. Aunque está bien considerar un perro o gato como miembro de la familia, atribuirle características, hábitos y emociones humanas es un “grave error”.

Hacerle una fiesta de cumpleaños, disfrazarlos, llevarlos en coche, conversar con ellos como si fueran un interlocutor racional y sobreprotegerlos hasta el punto de casi ni sacarlos a pasear para que no se enfermen o no se enfrenten con otro animal es “no respetar su naturaleza”.

Muchos dueños de mascotas impiden que el animal se comporte como se comportan los de su especie normalmente. Es normal que los perros se huelan la cola para reconocerse, que los gatos rasguñen cosas, que quieran socializar, correr, tener actividad, pero hay personas que no los dejan ejercer su naturaleza y esto genera que tengan problemas de comportamiento.

Por eso, los expertos recomiendan conocer las necesidades de cada mascota como especie, leer sobre qué cosas les gusta hacer según su raza y respetar y fomentar esos comportamientos. Por ejemplo, en el caso de los gatos, que son cazadores y les gusta salir, hay que proporcionarles las condiciones en la casa para que ejerzan esos hábitos: tenerles cañas, gimnasios, hamacas, jugarles.

Estás humanizando a tu mascota si…
1. Permites que actúe como un ser humano (que coma en la mesa, duerma en la cama de una persona, etc.)
2. Le atribuye sentimientos y emociones humanas a las acciones, lenguaje corporal o expresiones faciales del perro o gato.
3. La vistes con disfraces que no cumplen ningún propósito de protección o identificación.
4. Esperas que tu mascota comprenda el lenguaje de los humanos.
5. Aplicas soluciones humanas a los problemas caninos (consolar a un perro ansioso).

Tal vez te interese leer…

Cinco beneficios de vivir con un gato

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: