El epidemiólogo que guía a EE. UU. advierte de hasta 200.000 posibles muertes por Covid-19 | Impacto!

El epidemiólogo que guía a EE. UU. advierte de hasta 200.000 posibles muertes por Covid-19

El epidemiólogo que guía a EE. UU. advierte de hasta 200.000 posibles muertes por Covid-19

Coronavirus

Alerta de gobernadores por el colapso del sistema de salud y Trump acusa a hospitales de retener ventiladores.

Anthony Fauci, el principal asesor médico del Gobierno de Donald Trump en la lucha contra el coronavirus, dijo en una entrevista con CNN que los casos en el país podrían ser millones y los fallecimientos podrían escalar a entre “100.000 y 200.000”, aunque aclaró que “no quiero sujetarme a eso”. Trump anunció la extensión de las pautas para frenar el coronavirus hasta el 30 de abril.

La proyección impacta. Según Anthony Fauci, el epidemiólogo que encabeza la lucha contra la pandemia del Covid-19 en Estados Unidos, los casos de coronavirus en el país norteamericano podrían ser millones y las muertes escalar a entre “100.000 y 200.000”.

Ese es el resultado de los cálculos de los especialistas a partir de la rápida escalada que el Covid-19 está mostrando en EE. UU.. En una entrevista con el programa ‘State of the Union’ de la cadena CNN, Fauci explicó que se trata de estimaciones “mirando lo que estamos viendo ahora” y aclaró que “no quiero sujetarme a eso” porque la pandemia es “un objetivo en movimiento”.

En ese sentido, el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas matizó sus afirmaciones al señalar que “cuando los modelos entran en juego, ofrecen el peor escenario y el mejor” y que “generalmente, la realidad se queda en algún punto intermedio”.

Horas después, el presidente Donald Trump recogió las afirmaciones de Fauci y señaló que si Estados Unidos puede limitar las muertes por coronavirus a entre 100.000 y 200.000 sobre las potenciales 2.2 millones, significaría que su Gobierno habrá hecho un “trabajo muy bueno”. Esa estimación de más de 2 millones de fallecidos se hubiera dado si no se tomaban medidas restrictivas, según justificaron desde el equipo de trabajo de la Casa Blanca.

Asimismo, el mandatario aseguró que el pico de muertes de personas con Covid-19 en el país se espera para “dentro de dos semanas”.

Actualmente, la pandemia de Covid-19 deja en Estados Unidos más de 140.000 contagios y más de 2.400 muertes, siendo Nueva York, Connecticut y Nueva Jersey los estados más afectados en el país. No obstante, las previsiones indican que el número de casos sería mayor y que la cifra se disparará una vez que el país acelere las pruebas de diagnóstico.

Trump abandona el objetivo de “reabrir” el país en Pascua

Precisamente, el sábado, el presidente Donald Trump había analizado la posibilidad de decretar una cuarentena total en esos tres estados, pero finalmente, el grupo de tareas de la Casa Blanca optó por recomendar a los residentes de esas regiones que limiten sus viajes a solo los esenciales.

Por otro lado, Trump informó que extenderá hasta el 30 de abril las pautas destinadas a frenar la propagación del coronavirus, abandonando el objetivo original de levantarlas para la Pascua.

Además, frente a la intención ya descartada de Trump de “reabrir” el país el próximo 12 de abril para evitar que la economía se resienta, Fauci -una figura que ha discrepado públicamente en ocasiones con Trump, lo que le valió una creciente popularidad entre los estadounidenses y feroces críticas desde los sectores afines al presidente- se mostró cauto y recomendó que esa apertura podría darse en las zonas menos afectadas por el virus, siempre y cuando se disponga de herramientas para hacer más pruebas en esos lugares.

Fauci remarcó que el levantamiento de restricciones “va a ser cuestión de semanas”, que no será “mañana” ni “la próxima semana” y que su vigencia dependerá de la respuesta del virus.

Por su parte, en diálogo con ‘Meet the Press’, de la cadena NBC, la doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca para el coronavirus, subrayó las regiones del país con pocos casos deben prepararse para lo que viene porque “ningún estado, ninguna área metropolitana, se salvará”.

Nueva York es el estado del país más golpeado por el brote de coronavirus, con 59.513 casos confirmados y 965 muertes, habiendo registrado el sábado 7.195 nuevos contagios y 237 nuevos decesos, la mayor cifra diaria hasta el momento. En esta región, el virus se propagó con más fuerza, pero también es, de lejos, el lugar donde más pruebas se están llevando a cabo.

En el estado, la ciudad de Nueva York es la más afectada y el alcalde local, Bill de Blasio, volvió a alertar sobre el posible colapso de su sistema de salud. Según el mandatario, los hospitales de la Gran Manzana cuentan con el material médico para resistir solo hasta el 5 de abril.

“Tenemos suficientes suministros para una semana, con la excepción de respiradores. Vamos a necesitar al menos varios cientos de respiradores muy rápidamente”, advirtió el alcalde demócrata en diálogo con CNN.

En la misma línea, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, declaró al programa ‘This Week’ de la cadena ABC que “seguimos en una trayectoria para abrumar nuestra capacidad de brindar atención médica”.

“Para fines de la primera semana de abril, creemos que el primer problema real serán los ventiladores. Y creemos que aproximadamente el 4 o el 5 de abril, en el área de Nueva Orleans, no podremos poner ventiladores que los necesiten. Y luego, varios días después, no tendremos camas”, alertó.

En referencia a la situación de los ventiladores en el país, Trump acusó a algunos hospitales de “acaparar” equipamiento médico, incluyendo ventiladores.

“Tenemos que liberar esos ventiladores, especialmente de los hospitales que nunca los van a usar”, agregó el presidente, sin dar pruebas de sus afirmaciones, durante un encuentro con ejecutivos de corporaciones, incluida la firma médica U.S. Medical Group.

El virus se propaga con fuerza en hogares de ancianos y zonas vulnerables

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, advirtió que el virus se está propagando “como el fuego a través de la hierba seca” entre los hogares de ancianos, las instalaciones de vivienda asistida y otros lugares que albergan a personas mayores o vulnerables. Según las cifras dadas por el gobernante, la cuarta parte de los fallecidos en el estado fueron personas que vivían en residencias de ancianos.

Una semana atrás, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDCs) indicaron que 147 hogares de adultos mayores en 27 estados del país tenían pacientes con Covid-19, un problema que desde entonces solo ha empeorado.

En Woodbridge, Nueva Jersey, un asilo de ancianos trasladó a sus residentes después de que se confirmara que decenas estaban contagiados. En Louisiana, al menos 11 hogares, principalmente en Nueva Orleans, han reportado casos. Y en Mount Airy, Maryland, se registró una muerte relacionada con el virus en un establecimiento que informó sobre 66 personas infectadas.

La situación ha provocado que los familiares no puedan visitar a sus seres queridos y que los adultos mayores sean alejados del mundo exterior, un panorama que también es preocupante para su salud.

En Nueva York, el virus también ha golpeado con dureza a los barrios más pobres de la ciudad. Los datos muestran altas tasas de infección en zonas densamente pobladas, con gran cantidad de habitantes que no hablan inglés.

 

COMENTARIOS