El amor nada tiene que ver con el sexo | Impacto!

El amor nada tiene que ver con el sexo

El amor nada tiene que ver con el sexo

A la cama nadie lleva el amor, ya que el sexo es un evento netamente físico.

El amor es un sentimiento que está ubicado en la casilla de las emociones humanas, el sexo por su parte es una necesidad biológica y física impuesta por la naturaleza de la reproducción.

Para comenzar, es necesario aclarar que el sexo poco tiene que ver con el amor, así la mayoría se esfuercen por proyectar la cama como el altar del amor, cosa que evita poner el sexo y el sentimiento en sus verdaderos lugares.

El sexo es una necesidad biológica de todos los seres humanos que, al igual que otros animales, la naturaleza impulsa para garantizar la descendencia y, de paso, la conservación de la especie. En otras palabras, es una tarea “natural” que se puede hacer sin meterle corazón al asunto.

El amor por su parte es algo abstracto ubicado en la casilla de las emociones humanas (no físicas como la sexualidad), que puede describirse como la relación pasional entre dos personas y que puede estar modulada por otras cosas, como los intereses y los proyectos en común, o las relaciones familiares por ejemplo.

El amor es el único sentimiento que no tiene –como los demás sentimientos– un opuesto (aunque algunos lo antepongan al odio o al egoísmo), por lo que el sexo en el amor verdadero ni siquiera es accesorio.

Debemos ser claros en entender que la gente puede escoger y decidir con quién meterse bajo las sábanas, pero es no significa que se logre la metamorfosis del amor puro y verdadero, ya que eso no es posible, y solo pertenece a la filosofía de los idealistas que creen que las encamadas son desabridas si no se adoban con amor.

Ya es hora de entender que el sexo es un evento físico extremadamente placentero que, aunque permite compartir intensas satisfacciones psicofísicas, es en realidad una forma de placer genital que puede llevarse a la práctica en pareja, con conocidos, con desconocidos y hasta solos.

Suena tonto, pero todos saben que no se necesita de ningún amor para practicarse la masturbación (una manifestación válida de la sexualidad) para cumplir con la tarea de satisfacer el instinto, y que al terminar nadie sale enamorado de su mano o de sí mismo.

Obviamente muchos dirán que no es lo mismo hacerlo con alguien a quien de verdad se ama profundamente, pero con respecto al departamento inferior del cuerpo y sus funciones básicas, el asunto no tiene ninguna diferencia.

Tal vez a ustedes les ha pasado que la pareja a la que aman y con la que solían tener buen sexo ya no les despierta el mismo entusiasmo a la hora de la cama, pero sienten que la aman, incluso más. Eso es normal. También puede suceder que haya personas que sexualmente les genere una atracción irresistible y vayan a la cama una y otra vez, pero el gusto por ellas se desvanece al cerrar la puerta y sin producir siquiera nostalgia.

Todo lo anterior para decir que el sexo sin amor sí existe y que ha logrado un lugar de honor en el mundo de hoy.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: