Efectos del licor en la piel | Impacto!

Efectos del licor en la piel

Efectos del licor en la piel

Conoce las consecuencias a corto y largo plazo.

Más allá de los malestares comunes que sufrimos después de una noche de copas, debemos tener presente que hay consecuencias irreparables para nuestro organismo.

Si anoche bebiste de más, estoy segura que en este momento te debe estar matando el dolor de cabeza, las náuseas y el malestar en todo el cuerpo, por no decir de más… te deben estar doliendo hasta las pestañas.

La ingesta de licor afecta prácticamente casi todo el organismo, pero hoy te vamos a mencionar las consecuencias para tu piel. Mientras consumes bebidas destiladas como ginebra, ron, tequila, vodka o whisky, se reducen los niveles de oxígeno en tu sangre disminuyendo la producción de colágeno en el interior de tu piel, condición que se evidencia en la pérdida del brillo, elasticidad y firmeza.

Tomar licor obliga a nuestro hígado a trabajar el doble para estar en la capacidad de liberar toxinas. Cuando ese proceso no se da naturalmente a causa del alcohol, la acumulación de grasa puede producir acné, por eso aparecen algunos granitos en la cara después de un buen festín carnavalero.

Pero esto no es todo: consumir bebidas alcohólicas reduce los niveles de vitamina A en el cuerpo, generando problemas de resequedad y descamaciones que desencadenan el envejecimiento prematuro de la piel. Por eso debes tener claro que los efectos del alcohol no son sólo a corto plazo, la cuenta de cobro más alta llegará con el paso del tiempo.

Los especialistas explican que un alto consumo de alcohol envejece la piel más rápido, en especial, si las personas beben frecuentemente algunos de los licores ya mencionados, y que son obtenidos mediante un proceso de destilación; esto afectará de manera paulatina las fibras de colágeno y tarde o temprano las señales de una cara demacrada y arrugada, serán evidentes.

Igualmente, aunque la persona no haya sufrido de acné, este puede aparecer como consecuencia de un daño hepático, y entonces su piel podrá adquirir un tono opaco, pálido y un color amarillento. De allí que sea mejor evitar el consumo inmoderado de bebidas alcohólicas y elegir siempre opciones más saludables, como la cerveza o el vino.

Por eso, siempre será mejor mantener la piel en su punto de textura y color con hábitos saludables como la alimentación sana, la hidratación ingerida y tópica, y el ejercicio.

Tal vez te interese leer…

El consumo “moderado” de alcohol reduce el riesgo de diabetes

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: