Crece la tasa de homicidios en Guatemala por el censo poblacional | Impacto!

Crece la tasa de homicidios en Guatemala por el censo poblacional

Crece la tasa de homicidios en Guatemala por el censo poblacional

Censo Nacional

El censo de población y vivienda de Guatemala, que dejó como resultado un total de 14,9 millones de habitantes en el país, automáticamente aumentó la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes de 22,6 a 26, según los datos de 2018.

El Instituto Nacional de Estadística proyectaba que el año pasado habría en el país centroamericano alrededor de 17,3 millones de personas, por lo que la tasa, con menor población registrada de la proyectada, aumentó más de tres puntos.

– LA TASA SUBE, LA VIOLENCIA BAJA

El analista y director del Observatorio de la Violencia de la Asociación Diálogos, Carlos Mendoza, explicó a la Agencia Efe que aunque haya aumentado la tasa de homicidios ello no quiere decir que la violencia se haya disparado de un momento a otro.

En 2018, en el país se registraron 3.876 asesinatos, según el ministro de Gobernación (Interior), mientras que en 2017, la misma fuente documentó un total de 4.249 muertes violentas.

En los primeros siete meses de 2019, la entidad reportó 2.807 homicidios.

Mendoza consideró que la tendencia viene a la baja desde 2009, cuando se profesionalizó la tarea de inteligencia civil de la policía y la investigación estratégica del Ministerio Público (Fiscalía). Entonces la tasa era de 46,8 homicidios por cada 100.000 habitantes.

– LOS CAMBIOS EN MUNICIPIOS

Sin embargo, los resultados del censo también evidenciaron que algunos municipios son más violentos de lo que se pensaba. Como el caso de San Pedro Ayampuc, San Juan Bautista y Flores.

San Pedro Ayampuc, a unos 24 kilómetros de la capital guatemalteca, aumentó de 71,2 a 107,5 homicidios por cada 100.000 habitantes; San Juan Bautista, a 120 kilómetros de Ciudad de Guatemala, pasó de 53,1 a 89,4 asesinatos por cada 100.000 personas y Flores, cabecera del norteño departamento Petén, varió de 37,3 a 70,7 muertes violentas por cada 100.000 guatemaltecos.

La capital del país apenas sufrió una variación de cuatro puntos, pasando de 61 a 65,7 muertes violentas por cada 100.000 habitantes.

Incluso hubo municipios que redujeron la estadística drásticamente, con el conteo, como Iztapa y Melchor de Menchos, que bajaron de 58,7 a 38,2 y de 96,4 a 74,4 homicidios por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

El informe, elaborado por la Asociación Diálogos, también destaca que más de 60 municipios no registraron asesinatos el año pasado.

– LA CAÍDA EN LOS LISTADOS

Mendoza indicó a Efe que el efecto contraproducente del aumento de las tasas por la disminución de la población es “el cambio del ‘ranking’ municipal y departamental”.

Asimismo, la estadística de Guatemala sumirá en el listado mundial que elabora la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Crimen, pues “tal vez no estaremos en el sitio 14, sino más arriba”, sugirió el analista.

Sin embargo, subrayó que “el censo no cambia el número de homicidios que hayan registrados el Instituto Nacional de Estadística, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses o la Policía Nacional Civil, pero sí cambia el denominador, lo cual afecta para la comparación subnacional e internacional”.

– LA REPRESENTATIVIDAD LEGISLATIVA

Por su parte, el analista Hugo Novales, aseguró que varió la representación real de los ciudadanos en el congreso debido a los números reales de la población en cada departamento.

“La Ciudad de Guatemala ahora está sobrerepresentada, pues le corresponderían 8 diputados y tiene 11”, señaló. Una situación que también define a El Progreso y Totonicapán, pues “ambos tienen un diputado de más”.

En cambio, “San Marcos, Huehuetenango y Petén tienen un diputado menos, mientras que Alta Verapaz tiene dos congresistas menos”, explicó el politólogo.

Esta diferencia de representación legislativa puede generar una “desproporcionalidad significativa en el Congreso”, pues ahora “puede haber grupos significativos de votantes que, con una distribución proporcional de los escaños, habrían logrado colocar diputados de otros partidos”.

Además, algunos bloques legislativos podrían haber “acrecentado” su bancada e incluso cabe la posibilidad de tener diputados “sobrantes” de algunas organizaciones políticas.

De los 14,9 millones de habitantes de Guatemala, un 41,7 por ciento se identificó como “maya” y un 56 por ciento como “ladino”, mientras que el 0,1 por ciento dijo ser garífuna, el 1,8 xinca, el 0,2 negro y el 0,2 “extranjero”, mientras que un 81,5 se declaró “alfabeta”, con una pequeña diferencia entre hombres (un 85 por ciento) y mujeres (78.3).

(c) Agencia EFE

También te puede interesar leer:

#CensoGT: Guatemala y San Marcos los departamentos más poblados del país

COMENTARIOS