Convierta el cuerpo de su pareja en el mejor restaurante | Impacto!

Convierta el cuerpo de su pareja en el mejor restaurante

Convierta el cuerpo de su pareja en el mejor restaurante

Saque el chef que lleva dentro y prepare deliciosas recetas sobre el cuerpo de su pareja.

Lo que entra en juego es la imaginación, porque de acuerdo al gusto de cada quien, se puede escoger entre muchas opciones dulces o saladas.

La comida se está convirtiendo en un remedio perfecto para solucionar los problemas de monotonía en la cama. Utilizándola sutilmente, puede convertirse en la cómplice perfecta de los momentos más ardientes en pareja porque invita a su disfrute directamente sobre los cuerpos desnudos.

Chocolates, salsas, cremas, frutas y dulces delicadamente mezclados y preparados pueden ser esparcidos sobre la piel y consumidos con besos, succiones, lengüetazos, mucho deseo y, de paso, para abrirle la puerta a sensaciones desconocidas.

Lo que entra en juego es la imaginación a la hora de adobar el sexo, porque de acuerdo al gusto de cada quien, se puede escoger entre un pedazo de hielo, un trozo de fruta o de la cubierta de un pastel y, con la complicidad del otro, protagonizar sus propias escenas de deliciosas pruebas.

Muchos han compartido boca a boca la crema de un postre o un sorbo de vino, o de haber lamido de otros labios el dulce que en ellos queda. Así que lo que resta es ampliar la jurisdicción, salirse de la cabeza y el cuello y probar en otras regiones del cuerpo que pueden hacer el papel de recipientes. Prueben, les encantará.

Ahora, a practicar: Extienda con un pincel de cocina, chocolate espeso alrededor del monte de Venus, prestando especial atención a los senderos que, al bajar, conducen a las carnosidades suaves y rojizas como las fresas. Ponga encima crema de leche y consuma todo el manjar con lengüetazos, mordisquitos, y uno que otro chupón.

Tal vez le interese leer…

¿Cuánto dura una buena faena?

COMENTARIOS