Con el parón del fútbol, sus empresas de suministros también en crisis | Impacto!

Con el parón del fútbol, sus empresas de suministros también en crisis

Con el parón del fútbol, sus empresas de suministros también en crisis

Coronavirus, Deportes

Entre los fabricantes de material deportivo también hay grandes dudas.

Marcas de ropa deportiva, agencias de seguridad o editores de programas informáticos de análisis de partidos: son numerosas las empresas que suministran materiales o servicios a los clubes de fútbol y que, con el parón actual de las competiciones por la pandemia del COVID-19, se ven también en importantes dificultades.

“Nuestro sector de actividad pesa varios miles de millones de euros en la economía francesa. Hay empresas que van a quedar en dificultades porque no recurrimos ya a ellos”, señalaba recientemente el presidente del Rennes, Nicolas Holveck, al aludir a 140 proveedores que trabajan con su club.

El parón definitivo de la temporada del deporte profesional, que ya ha sido decretado en países como Holanda o Francia, ensombrece el panorama para esos proveedores, cuya supervivencia está en muchos casos ligada a la de los clubes, motores de la economía local. Según la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa, hay 30.000 empleos indirectos concernidos por este deporte en su país.

“Mi actividad se reduce a cero”, constata Eric Gilliot, presidente de Agora Protection Et Securité, una empresa que se encarga de la seguridad en numerosos partidos en Reims, Lens, Lille e incluso en el campo del París Saint-Germain.

“Trabajamos con de 4 a 600 empleados temporales para quienes los partidos son complementos de salario regulares. Para algunos es una gran pérdida de dinero”, añade el dirigente, que cifra entre 700 u 800 euros la pérdida mensual de ingresos de esos trabajadores.

Además, para este sector de la seguridad de eventos, el futuro se presenta muy incierto, tanto por la situación sanitaria actual como por la perspectiva de competiciones y actos a puerta cerrada.

– “Todo está cerrado” –

“Deberíamos equipar a 17 estadios marroquíes con banquillos y nos encontramos con la mitad en las manos. No sabemos qué va a pasar”, confirma Jean-Claude Behr, parón de Metaluplast, que suministró materiales para el último Mundial y cuya cifra de negocio disminuyó en un 95% desde el inicio del confinamiento.

“Estoy totalmente en una situación poco clara. Un club profesional tiene constantemente proyectos para rehacer sus terrenos de entrenamientos o para construir nuevos. Tendrán que cubrir el agujero (presupuestario). Habrá recortes o aplazamientos”, vaticina este empresario.

Otra gran incertidumbre afecta al mundo ‘amateur’ y a sus miles de instalaciones gestionadas por las autoridades locales o regionales.

“Todo está cerrado. No podemos ni siquiera ir a trabajar allí para dejar material. ¿Nuestra actividad se va a reanudar con el desconfinamiento?”, se pregunta Laurent Martinez, director general de Marty Sports, una empresa que equipa, entre otros recintos, al Stade de France.

En toda Europa, los estadios están a la espera de reanudar competiciones y eventos, lo que por ahora congela su propio ecosistema.

En Barcelona, el Camp Nou, que dispone de un césped híbrido, mantiene un 80% de los servicios habituales de cuidado de su terreno, ya que su buen mantenimiento es algo “especialmente sensible”, según el club catalán.

– Mercados frenados –

Pero no ocurre lo mismo con todos los recintos.

En Inglaterra, por ejemplo, el diario The Guardian reveló que miles de empleados a tiempo parcial de la empresa Delaware North, que suministra servicios a los mayores estadios del país, habían visto su salario desaparecer desde la suspensión de la Premier League.

En Alemania, Löwen-Sicherheit, empresa que se ocupa especialmente de la seguridad de los partidos del RB Leipzig, explicó al diario Neues Deutschland haber tenido que despedir a 250 personas.

Mikael Rousson, el cofundador de Signality, una joven ‘start-up’ que tiene contrato con la liga de fútbol de Suecia para suministrar un servicio de análisis de datos basado en vídeos de los partidos, está preocupado por el desarrollo de su proyecto.

“Nuestro objetivo es llegar a otros mercados, a otras ligas de Europa. Hemos recibido un impacto porque las otras ligas están interrumpidas”, explica.

“Para captar su atención va a ser más difícil”, teme.

Eso complicaría todavía más la posible recuperación económica de este tipo de empresas afectadas también duramente por la crisis del COVID-19. AFP

COMENTARIOS