Cómo limpiar una casa tóxica | Impacto!

Cómo limpiar una casa tóxica

Cómo limpiar una casa tóxica

Consejos para sanar una vivienda enferma haciéndola brillar con luz propia y generadora de buenas energías.

Si estás deprimida, con falta de energía y vitalidad, es muy probable que tu casa esté intoxicada.

La ley universal más acertada, conocida y popular que usualmente olvidamos es: ‘como es adentro es afuera’. Cuanto más abarrotada, desordenada y sucia se encuentre nuestra casa, más fatiga y falta de energía sentiremos dentro de ella porque la vivienda no es otra cosa que un reflejo de nosotros mismos.

Si estás deprimida, dispersa, agotada o apática, te invitamos a poner en orden tu casa para poner en orden tu vida.

A continuación, las claves más sencillas para sanar una vivienda enferma y hacer que tu casa y tu vida brillen con luz propia.

1. Estudia la cantidad de luz
La luz es vida, energía y alimento. Las viviendas lúgubres no dan sensación de vida.
Si disfrutas andar por la casa siempre sin luz, puede ser un síntoma de depresión o desidia.
Es primordial que la proporción de luz sea la correcta, un exceso de luz puede dañar tu descanso.

2. Orden e higiene
La mugre y el caos desarrollan caos, dispersión y fatiga. Si tu casa se ve desordenada, sucia o abarrotada, no te queda más remedio que entrenar la ley del desapego tirando o donando aquello que por el momento no te es útil.
Liberarnos de lo que no requerimos es abrir espacio a novedosas cosas y proyectos que están por venir.

3. Ventilación
Las viviendas necesitan respirar, más que nada cuando se ven muy densas. Todos los días es requisito ventilar aunque sea un poquito para que el aire se renueve. Los olores agradables suben tu vibración y mejoran tu estado de ánimo.
Velas, inciensos y aceites son fundamentales para ambientar tu casa, es mejor si optas por productos naturales en lugar de químicos.

4. Zona de descanso
Crea un espacio que invite al descanso y la reconexión. Arregla un espacio personal donde puedas meditar, tranquilizarte, leer un libro o sencillamente reposar.
Una mecedora, una pequeña lámpara, un cojín y una mantita no pueden faltar en esta zona del hogar.

5. Objetos que te aporten buena energía
Tira o dona esos elementos que tienes asociados a pésimos recuerdos o que no te terminan de seducir. Deshazte de imágenes que te produzcan emociones de tristeza o melancolía, opta mejor por aquellas que te trasmitan buenos recuerdos o también puedes elegir por quitarlas todas.

Adornar con elementos que te trasmitan buenas experiencias es algo muy personal, solo tú sabes las cosas que te motivan y ofrecen chispa.

6. Haz tu cama todos los días
Hacer la cama es el click que te hace tomar verídica consciencia de cuando comienza y acaba tu día. Hay estudios que sugieren que las personas que hacen su cama de manera regular son más productivas.

7. Plantas naturales
Las plantas son salud y vida. Si tu casa es grande o dispones de terraza puedes poner más plantas y de mayor tamaño. Para ambientes pequeños, lo mejor es tener plantas más pequeñas.

8. Juega con los colores
Los colores ayudan a romper con la rutina y dan bastante vida en el momento de crear ambientes.
Usa la gama de los fríos para los cuartos o región de descanso y los más enérgicos para zonas donde hay más movimiento como el comedor o zonas infantiles de juego.

9. Sin electrónicos
En tu dormitorio prohíbe aparatos eléctricos como computador, televisor, celular y demás, porque emiten ondas que alteran tu descanso y tienen la posibilidad de lograr que al día siguiente te levantes como si te hubieran dado una completa paliza.

10. Minimalismo
En la mayoría de ocasiones menos es más. Esas viviendas antiguas y abarrotadas no solo están pasadas de moda, sino que además desarrollan agobio y estrés.

Tener lo fundamental es primordial para propiciar el descanso. Si tu casa es muy pequeña el orden hará que se vea más grande.

Tal vez te interese leer…

Cómo limpiar las energías de tu hogar

COMENTARIOS